Consejos para jóvenes investigadores

Consejos para jóvenes investigadores

Alexis Moreno-Pulido

A Santiago Ramón y Cajal (1852- 1934) le debemos las más célebres recomendaciones dirigidas a investigadores noveles. Los tónicos de la voluntad recetados por don Santiago continúan siendo necesarios para los jóvenes investigadores que inician su carrera en la actualidad. La independencia de juicio, la perseverancia en el estudio, la pasión por la gloria o el gusto por la originalidad científica son cualidades que todo científico debería cultivar.
En esta entrada se presentan una serie de consejos para los jóvenes que se encuentran en los albores de su carrera científica, con la esperanza de que puedan ayudarles en su desarrollo profesional. Comencemos:

  1. La primera gran decisión de todo investigador novel es la elección del director/a de tesis doctoral. El director o directora es la persona con la que trabajará durante un periodo prolongado de la vida, y la encargada de la formación del joven investigador. Por tanto, el investigador debe reflexionar sobre las cualidades del director y valorar su currículum antes de tomar una decisión.
  2.  La segunda gran baza que debe jugar el joven investigador tiene que ver con las estancias de investigación. La elección de un tutor internacional o profesor receptor debería fundamentarse en los resultados de aprendizaje esperados.
  3. En el siglo XXI los investigadores españoles no se sienten tan aislados ni solitarios como Ramón y Cajal en la España de finales del siglo XIX y principios del siglo XX. La integración del científico en grupos de investigación con proyección internacional es tan necesaria como recomendable.
  4.  Poner pasión en el trabajo es un consejo aplicable a cualquier profesión, y también a la investigación científica. Escoger un tema de investigación apasionante garantiza que las horas de trabajo fluyan.
  5. Conocer el camino seguido por los mejores, el norte científico, y no desviarse del mismo.
  6. Evitar las distracciones. Lo normal es que a lo largo de la carrera profesional aparezcan muchas ocasiones para ganar dinero. El investigador debe meditar sobre si es el momento de investigar o de generar dinero. Lógicamente, resulta recomendable aprovechar las situaciones win-win, es decir, las oportunidades de conseguir dinero investigando.
  7. Cultivar el rigor, el compromiso ético y la honradez científica. La confianza se gana en años y se pierde en un instante. Además, una vez perdida es muy difícil, por no decir imposible, recuperarla.
  8. Recabar información. La suerte favorece más a los que están mejor informados.

En este vídeo se profundiza en los consejos referidos con anterioridad.

CROSSREF: UNA HERRAMIENTA MULTITAREA

CROSSREF: UNA HERRAMIENTA MULTITAREA

Definir qué es CrossRef no es una tarea fácil: es la agencia más grande de registros de DOI; es una asociación de editoras científicas que promueve el uso de las nuevas tecnologías para mejorar la comunicación y la investigación científica; trabaja en la mejora de la identificación de las publicaciones… Si lo tuviera que resumir en una frase, diría que es una herramienta que facilita el trabajo de los investigadores pues tiene infinidad de funcionalidades: por ejemplo, encontrar todos los artículos que se referencian en un artículo de una sola vez; modificar automáticamente el formato de una referencia bibliográfica a la que le quieras cambiar el formato; encontrar enlaces permanentes …

Su consulta es gratuita, no así su afiliación ni el registro para obtener un DOI. Además de editoriales, forman parte de Crossref bibliotecas y proveedores de servicios.

Crossref tiene infinidad de aplicaciones gratuitas. Una ellas es CrossRef Metadata Search. Permite obtener datos de una publicación (títulos, abstracts, palabras clave, autores…) introduciendo el DOI, obtener el DOI con los datos del título o autor, o consiguiendo el artículo del que solo conoces los autores y el año de publicación, por ejemplo.

Otra aplicación muy útil es CrossMark. En muchas ocasiones, a la hora de buscar información, desconoces que existen diferentes versiones de un mismo paper y puede que no estés consultando la última porque nada te lo indica. Pues bien, esta herramienta te permite comprobar y verificar qué versión estás utilizando, en qué situación se encuentra el documento y un montón de información que te resultará de mucha utilidad como políticas de acceso, procesos de revisión por pares…

CrossCite: DOI Citation Formater. En ocasiones cuando tenemos un documento con su DOI, nos interesa tener la cita formateada con un determinado estilo y con su DOI correspondiente. Esto es lo que te permite esta herramienta.

Pero estas aplicaciones no son las únicas, tiene muchas más. Conviene que le dediques un tiempo al análisis y estudio de esta completa herramienta pues luego lo ahorrarás en el largo y arduo camino que supone finalizar tu trabajo de investigación.

Créditos imagen: Street point 2 scene, por Ricardo Lago, licencia CC BY-SA 2.0

DOCUMAT CUMPLE 10 AÑOS

DOCUMAT CUMPLE 10 AÑOS

Para los que no la conozcan aún, actualmente Documat es una Red Bibliotecaria y Documental de Matemáticas cuyo principio es la cooperación. Está formada por diferentes universidades y centros españoles de matemáticas.

Ya existía desde 1988 cumpliendo las funciones de catálogo colectivo de publicaciones periódicas, lo que facilitaba el préstamo interbibliotecario y la adquisición cooperativa de revistas. Pero es a partir del año 2008 cuando se convierte en un Portal Documental de publicaciones de habla hispana, alojándose en el servidor Dialnet de la Universidad de la Rioja. En un principio contenía tesis de matemáticas y un directorio de matemáticos españoles, pero con el tiempo ha ido incorporando otro tipo de documentos como artículos de revistas y de obras colectivas, libros, reseñas bibliográficas… en una apuesta por el acceso abierto a la literatura matemática hispana que se produce en este país.

¿Qué ofrece Documat?
Los servicios que ofrece de manera abierta y gratuita son varios:
– Permite buscar diferentes tipos de documentos, un gran número de ellos a texto completo, sin necesidad de registrarse. Poder obtenerlos a través de Rebiun.
– Permite consultar el directorio de matemáticos españoles ordenados por universidades y áreas de conocimiento, donde se pueden encontrar sus datos de filiación, páginas personales…
– Permite crear alertas informativas. Un usuario puede recibir por correo electrónico los sumarios de los nuevos números que se publiquen de sus revistas favoritas. Para ello sí es necesario registrarse, pero es gratuito.
– Permite consultar el nuevo portal del libro antiguo donde puedes encontrar libros de fondo antiguo procedentes de digitalizaciones.

Como la Uned forma parte de la Red Documat, los usuarios de nuestra comunidad universitaria disponen de una serie de servicios de valor añadido como:
-Poder realizar búsquedas avanzadas
-Seleccionar los artículos a partir de estas búsquedas y exportarlos al gestor bibliográfico Refworks o guardarlos en un archivo bibtex, y/o enviarlos a una cuenta de correo electrónico.
-Interaccionar los usuarios con la biblioteca de su institución.

Puedes obtener más información sobre Documat en https://biblioteca.ucm.es/documat/

Créditos imagen: Cash register, por Dean Hochmanlicencia CC by 2.0

CONSEJOS PARA LA GESTIÓN DEL TIEMPO DE INVESTIGACIÓN (2)

CONSEJOS PARA LA GESTIÓN DEL TIEMPO DE INVESTIGACIÓN (2)

Son síntomas de una mala organización del trabajo las jornadas cada vez más largas, no saber decir no, tener objetivos personales confusos o cambiantes, falta de un plan de trabajo diario, no dejar sitio (tiempo) para imprevistos, utilizar mal las comunicaciones (Internet y teléfono) y trabajar según lo que hay que hacer (tareas) y no según lo que se quiere obtener (objetivos). A diario, muchos imprevistos nos roban el tiempo: las visitas inoportunas, el teléfono, reuniones, viajes, informes y papeleo. Y estas interrupciones se complican en el entorno digital: internet, redes sociales, blogs, WhatsApp, etc. roban nuestro tiempo. ¿Cómo enfrentarte a estos obstáculos?

  • Realiza un plan de trabajo anual, semanal y diario.
  • Diferencia entre lo importante y lo urgente. Las tareas importantes son aquellas cuya realización nos proporcionará el cumplimiento de nuestros objetivos, las que realmente nos hacen ser productivos. Las tareas urgentes se refieren a aquellas que requieren ser cumplidas en el menor tiempo posible.
  • En base a esta idea lista las tareas y asígnalas una importancia y una urgencia alta o baja, según la matriz de Eisenhower.
  • Llévala a un cuadrante. Realiza este cuadrante periódicamente. La base semanal es recomendable ya que la semana es la unidad de tiempo básica en que estructuramos nuestro trabajo.
  • Deja sitio para los imprevistos.
  • Intenta realizar las tareas más complicadas cuando tu concentración sea más fuerte. Es difícil redactar un artículo cuando estamos distraídos o cansados.
  • Ponte límites temporales estrictos. Somos más eficientes bajo presión, cuando tenemos fechas límite.
  • Concéntrate en las tareas que contribuyan a la mayoría de los resultados. Según Principio de Pareto y su ‘Regla del 80/20’ el  80% de los resultados provienen del 20% de los esfuerzos. Hemos de centrarnos, pues, en ese 20% que nos dará el 80% de productividad.
  • Programa cuidadosamente las tareas largas. Para ello desglósalas en tareas cortas, pues siempre es mucho más fácil acometer las tareas pequeñas que las de gran envergadura. “Trocea” la tarea larga en “cachos” para poder afrontarla mejor.
  • Delega. Intenta delegar en aquellas partes de la investigación que puedas.
  • Ejercita la lectura eficaz de manera que llegues al contenido fundamental rápidamente.

Finalmente, ayúdate de aplicaciones y herramientas. Las tecnologías de la información son fundamentales para controlar y gestionar el tiempo. Existen múltiples aplicaciones que nos pueden facilitar esta tarea, ya se trate de una investigación individual o en grupo, como Google Calendar y Workep.

Créditos imagen: Dali Clock Flop, por Alan Levine

Consejos para la gestión del tiempo de investigación (1)

Consejos para la gestión del tiempo de investigación (1)

Todos nos quejamos de que no tenemos tiempo. No tenemos tiempo para hacer deporte, salir con los amigos, leer, ir al cine o descansar. Sin embargo, el tiempo es un concepto flexible. Pasa muy rápido cuando estamos realizando una actividad placentera y muy lento cuando la tarea que nos ocupa es tediosa, difícil, aburrida o estresante. ¿Y qué pasa cuando estamos inmersos en un trabajo de investigación? Lo más normal es que no dispongamos de todo el tiempo del mundo, que tengamos nuestras propias obligaciones familiares o laborales. ¿Cómo aprovecharlo al máximo para poder llevar a cabo con éxito nuestra investigación?

En primer lugar, hazte tres preguntas:

  1. ¿Cuáles son tus compromisos y obligaciones fuera de la investigación? Trabajo, eventos familiares, cuidado de niños o viajes. Anota cuándo son estos y cuánto tiempo te llevan.
  2. Ahora que ya sabes cuánto tiempo te queda para investigar establece claramente los objetivos de tu investigación.¿Quieres aprobar un curso de doctorado, presentar una tesis o escribir 4 artículos? ¿Cuánto tiempo necesitas para lograr eso?
  3. Lo que nos lleva a la pregunta tres: ¿cómo trabajas mejor? ¿Por la mañana? ¿Por la noche? ¿Y dónde? ¿En una biblioteca? ¿En casa? ¿En la oficina?

Para mejorar la gestión de nuestro tiempo es importante reflexionar acerca de cuáles son nuestros hábitos y qué uso hacemos del mismo. Algunos consejos útiles:

  • En primer lugar detecta los obstáculos que te impiden disfrutar del tiempo plenamente (visitas inoportunas, teléfono, reuniones, viajes informes y papeleo, internet, redes sociales, blogs, etc.).
  • Ten una actitud proactiva: decide en cada momento qué quieres hacer, en qué quieres gastar tu tiempo. Sé el dueño de tu tiempo.
  • Aprende a decir “no”.
  • Céntrate en lo que quieres obtener (objetivos), no en lo que tienes que hacer (tareas). No pierdas de vista tus objetivos.
  • Evita procrastinar. La procrastinación es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras más irrelevantes pero más agradables, cortas o fáciles.
  • Evita las interrupciones: afectan a nuestra productividad y a nuestro ritmo de trabajo, disminuyen nuestra concentración, nos hacen más torpes y lentos y nos alejan de nuestros objetivos. El tiempo dedicado a una tarea se alarga más cuantas más interrupciones sufre. No es posible reanudar una tarea sin más donde la dejamos, siempre necesitamos un tiempo extra para volver a “coger el hilo”.
  • Evita el perfeccionismo y persigue la eficiencia. Llega un momento que por mucho que invirtamos tiempo en algo no compensa. El producto es cada vez mejor, pero el esfuerzo que supone lograr esta mejoría resulta claramente poco rentable. Localiza el punto donde seguir trabajando en algo deja de ser productivo.
  • ¿Y qué tal si haces tratos contigo mismo del tipo “veré esa película pero solo una vez que lea este documento”? Recompénsate con actividades placenteras.
  • Y por último, haz un buen uso de las comunicaciones: internet y teléfono móvil. Detecta cuales son los ladrones de tiempo en el entorno digital (posts en blogs, periódicos online, tweets, entradas en Facebook, redes sociales, etc.). Una vez detectados ponte límites: desactiva las notificaciones de e-mails y de redes sociales y establece unas horas del día para revisar el correo y las redes. Y si nada de esto funciona toma una medida drástica y apaga tu conexión a internet.

Créditos foto: Time, por Ann Fisher, CC BY-NC-ND 2.0