Investigador, cuando cites, hazlo bien

Investigador, cuando cites, hazlo bien

Hace unos meses (post del 2 marzo 2020) hablábamos de la importancia que tiene para un investigador la firma de sus trabajos. De su firma dependerá que su producción tenga más o menos visibilidad y que no se disperse en las bases de datos internacionales donde, tristemente, se indiza a los autores latinos por el segundo apellido. Relacionado directamente con la firma, está el tema de las referencias bibliográficas y el citar bien.

En otros tiempos, las referencias bibliográficas solo servían para localizar documentos. Aunque estuvieran incompletas o con alguna errata, se conseguía localizar el libro o el artículo. Ahora, además sirven para acreditar la autoría de los autores y de las revistas. Con herramientas como Web of Science, Scopus o Google Scholar, si el trabajo está bien referenciado, esta cita “suma” al autor y a la revista. Si hay algún error en la referencia y la indexación es automática (como es el caso de Google Scholar) esa cita no se contabiliza y se “pierde”.

Lamentablemente, a esto se le añade una serie de factores humanos que agravan la cuestión: sigue estando muy extendida la práctica de hacer las citas y los listados bibliográficos manualmente, desconociendo que existen gestores bibliográficos como Mendeley, Refworks o Zotero que formatean automáticamente las referencias bibliográficas que utilizamos en nuestros trabajos; se ignora por completo los principios y estilos básicos de cita y referencia e incluso las normas de citación de la revista donde se va a publicar.

No hace falta decir que las citas que incluimos en nuestros trabajos deben ser las idóneas y que es necesario evitar las malas prácticas (esto daría para otro post). Debemos ser rigurosos a la hora de reflejar las referencias bibliográficas utilizadas, por ello, expertos como Tomás Baiget recomiendan:

  • No poner et al. en las referencias. Sí se puede poner et al. en la citación dentro del texto.
  • No poner una raya en sustitución del nombre del autor (la cita se pierde por parte de Google y en Dialnet Métricas hay que corregirlo manualmente).
  • No omitir los segundos apellidos de los autores ni tampoco las iniciales medias de los autores (usadas generalmente por extranjeros). Hay que respetar al máximo los nombres de los autores.
  • Separar los autores mediante punto y coma (;) mejor que con la coma.
  • Evitar «y», «and», «&», «et», «e» etc., antes del último autor. Es preferible usar el punto y coma (;)
  • En los estilos MLA y Chicago no tiene sentido invertir orden solo del primer autor, o sea: Apellido, Nombre; Nombre Apellido; Nombre Apellido…
  • El doi debe tener el enlace del artículo citado. Hay que usar el formato https://doi.org/10.9999/…

Y para finalizar, desde el portal Dialnet Métricas nos recomiendan incluir un listado de las referencias bibliográficas al final de cada artículo que publiquemos (independientemente de que se incluyan en el pie de página). De esta manera, herramientas tan potentes como Google Scholar y otras, podrán rastrearlo y contabilizar automáticamente las citas. En el caso de Dialnet Métricas, por ejemplo, donde el proceso de recopilación de citas es semiautomático, evita al bibliotecario tener que incluirlas manualmente.

Conclusión: una cita con su referencia bibliográfica bien hecha repercute no solo en la visibilidad del autor, también en la de la revista y, por ende, en toda la comunidad investigadora. Me atrevería a decir que es un bien común para la ciencia y la investigación.

Foto de Christina @ wocintechchat.com en Unsplash

Proquest Refworks: novedades en el gestor bibliográfico

Proquest Refworks: novedades en el gestor bibliográfico

Si eres usuario de gestores bibliográficos en tus trabajos de investigación y utilizas Refworks, es posible que ya sepas que, desde hace un tiempo, hay una nueva versión que viene a subsanar las deficiencias que estaba acumulando la versión clásica o antigua (de color naranja). Hemos esperado el momento de más baja actividad académica para informar de ello e ir preparando la migración a la nueva versión. Animamos a los que quieran empezar a utilizarlo por primera vez a que ya se registren en esta nueva versión (de color azul) con la dirección de su correo Uned.

Pero si eres usuario de la versión antigua (RefWorks Legacy) y estás trabajando con la herramienta Write and Cite en tu tesis, TFM o TFG, es muy importante que sepas que debes continuar con esa versión hasta que finalices tu trabajo. Cuando llegue el momento de hacer la migración obligatoria, te daríamos las indicaciones oportunas.

Más arriba hablamos de colores azul y naranja porque es la mejor manera de identificar la versión nueva (azul) para diferenciarla de la clásica (naranja). De hecho, ya te habrás dado cuenta que al ir a hacer una exportación, por defecto, te aparecen los dos iconos donde puedes exportar tus registros. Si quieres que solamente te aparezca el icono que más utilizas, lo puedes modificar en Ajustes.
Tienes que saber que las dos versiones son independientes, no están sincronizadas, por lo que puedes migrar tus referencias bibliográficas a la nueva (siempre que no estés haciendo un trabajo en el que utilizas Write and Cite).

¿Cómo hacer la migración? Una vez registrado en el Nuevo Refworks, sigue estos pasos para llevar a cabo la migración:

Entra en el Nuevo RefWorks y pincha en el icono «Añadir». Selecciona Importar referencias, luego selecciona Refworks, entra en Autorizar. Accede a tu RefWorks Legacy (versión clásica, de color naranja). Se realizará la importación. Entra en Aceptar para que la importación de las referencias pueda finalizar.
El tiempo de espera de la importación será mayor o menor dependiendo del número de referencias que tengas en la versión antigua. No es mala idea hacer una limpieza de referencias que ya no vayas a utilizar, antes de realizar la importación.

Más información
Y recuerda que puedes contactar con nosotros en referencia@adm.uned.es

Citar y referenciar: muy fácil con Mendeley

Citar y referenciar: muy fácil con Mendeley

Según el informe “Survey Innovations in Scholarly Communication”, Mendeley se erige como la herramienta preferida por los investigadores de todo el mundo en cuanto a la gestión de referencias bibliográficas.

Mendeley, que nació como una aplicación  de  gestión  de  referencias bibliográficas,  con el tiempo ha derivado también en una red social online para investigadores, siendo ya alrededor de 6 millones  de usuarios los que confían en Mendeley para compartir sus trabajos, descubrir y discutir las novedades de su campo de investigación.

Puedes hacer todo esto (y más) con Mendeley:

  • Crear tu propia base de datos bibliográfica, almacenando y organizando documentos en un mismo sitio.
  • Importar registros bibliográficos de diversas formas: capturando archivos y carpetas desde tu propio ordenador; importando registros bibliográficos desde otros gestores de referencias como Refworks, Zotero, EndNote, etc. o navegando por una página web cualquiera utilizando el Importador Web (Web Importer). Se trata de un botón llamado “Save To Mendeley”, que arrastrado a la barra de marcadores de nuestro navegador permite incorporar artículos desde una amplia variedad de sitios y bases de datos, simplemente a golpe de clic.
  • Guardar los textos completos de los artículos.
  • Ordenar los documentos en carpetas y marcar documentos como favoritos.
  • Leer, subrayar y anotar los PDFs.
  • Navegar por tu propia base de datos. Puedes buscar fácilmente documentos por palabras clave. Mendeley busca además en los textos completos de toda tu base de datos.
  • Acceder a tu base de datos desde cualquier lugar y leer los documentos siempre que quieras. Clica en el botón de sincronización para ir actualizando la subida de tus documentos en el servidor de Mendeley, donde se almacenan de forma segura, de manera que puedes acceder a ellos en línea desde cualquier lugar o desde otros dispositivos.
  • Citar y referenciar en tus trabajos directamente, sin abandonar tu procesador de textos, instalando fácilmente este plug-in. Cuando hayas terminado tu trabajo puedes crear fácilmente una lista de referencias bibliográficas al final.
  • Cambiar formatos y elegir entre distintos estilos bibliográficos.
  • Descubrir nuevos documentos. El cajetín de búsqueda Search permite encontrar nuevos trabajos o investigaciones que pueden interesarnos.
  • Colaborar con otros en línea. Se pueden crear grupos privados para compartir documentos de forma segura y colaborar en artículos con otros colegas.

Para instalar el escritorio de Mendeley lo primero que debes hacer es crear una cuenta. Para ello clica en Create a Mendeley account en la página de inicio, donde después de introducir tus datos personales podrás empezar a descargar e instalar el escritorio de Mendeley en tu ordenador.

Si quieres saber más sobre cómo crear una cuenta, organizar tus referencias o citar con Mendeley, aquí tienes estos tres vídeos:

Créditos imagen: Trabajando en la oficina, por jcomp.

 

Gestores de referencias bibliográficas I

Gestores de referencias bibliográficas I

Los gestores de referencias bibliográficas son programas informáticos que permiten almacenar y administrar las referencias bibliográficas con las que elaboramos las bibliografías para nuestros trabajos y publicaciones. Estos programas permiten introducir dichas referencias manualmente o bien desde otras bases de datos, catálogos, archivos, etc. Las bibliografías se pueden elaborar en base a distintos formatos, así como insertar citas en artículos o trabajos mientras los redactamos y compartir la información con otras personas. Las bibliotecas universitarias suelen suscribir para su comunidad un gestor de referencias, que pueden usar todos sus miembros previa autenticación en el campus virtual. En el caso de la UNED, la biblioteca pone a disposición de todos sus usuarios el gestor Refworks, y también Endnote a través de Web of Science (FECYT). Pero además de estas grandes herramientas, existen otras que pueden resultarnos útiles para gestionar la información y elaborar trabajos de investigación.

RefME es una aplicación gratuita que permite generar citas, listas de referencias y bibliografías. Esta herramienta incluye versiones para móviles (iOS y Android) y extensiones para el navegador. A través de nuestro móvil podemos escanear el código de barras del libro, periódico, o carátula de CD que estemos consultando para nuestro trabajo e incluir los datos bibliográficos en un directorio en nuestra cuenta. Una vez incluidas las referencias podemos exportar los datos enviándolos por correo electrónico a Evernote o a un documento de Word.

Existe una extensión de este programa para instalar en el navegador que  permite incluir en nuestra cuenta RefME, sólo con pulsar un botón, las páginas web que vamos consultando y que pueden resultar interesantes para nuestro trabajo. También permite crear varias bibliografías de diferentes trabajos y clasificarlas en carpetas.

Otra aplicación interesante es EasyBib. Esta herramienta gratuita facilita el proceso de citar correctamente nuestras fuentes en varios formatos. Permite generar citas bibliográficas de hasta cincuenta y nueve recursos distintos, entre ellos: libros, páginas web, periódicos, revistas, fotografías, informes, etc. EasyBib ofrece tres estilos de cita: MLA, APA y Chicago/Turabian, aunque tan solo es gratuito el estilo MLA para las páginas web.

La aplicación para móvil permite fotografiar el código de barras de cualquier libro para más tarde obtener y almacenar la cita bibliográfica. Esta herramienta facilita la ordenación alfabética de las referencias de forma automática, elaborando un listado que puede enviarse por correo electrónico. La aplicación móvil, al contrario que la página web, permite elegir cualquier estilo de cita de forma totalmente gratuita. Para finalizar, también está disponible una extensión de Google Chrome y es compatible con Google Docs.

 Créditos imagen: Sharon & Nikki McCutcheon, licencia CC by 2.0