10 consejos para divulgar tu artículo en Twitter

10 consejos para divulgar tu artículo en Twitter

Twitter es una red social que ha alcanzado una gran implantación en el entorno académico y profesional. Promocionar tu artículo de investigación en Twitter te ayudará a conseguir más lectores y por ende más citas e impacto. Tu trabajo será más conocido y mejorará tu reputación profesional. Creemos que algunas de estas ideas te servirán para promocionar mejor tu último trabajo en Twitter:

1.Crea un tweet fijado con los datos y enlace a tu último artículo o trabajo.

2. Evita el lenguaje demasiado técnico y específico, ten presente que estás escribiendo para un público general. En lugar de reproducir el título, busca la manera de hacer llegar tu mensaje de forma sencilla y natural. Un cierto toque de humor viene muy bien para enganchar a tu audiencia.

3. Al compartir tu trabajo, no olvides etiquetar a otros investigadores (por ejemplo, @UNED), que puedan reenviar tu publicación, así como a coautores, compañeros departamentales, a tu facultad o departamento, financiadores, o a cualquier otra persona que pueda estar interesada o relacionada con tu investigación.

4. Incluye los hashtags o etiquetas relacionadas con tu investigación, que se estén usando en ese campo del conocimiento en ese momento. Si no estás muy seguro de qué hashtags utilizar, realiza búsquedas en Twitter para encontrar los más utilizados.

5. Nunca envíes únicamente el enlace a tu trabajo, añade un par de líneas y una imagen para introducirlo. Recuerda que las imágenes, vídeos o gifs atractivos, que representen tu trabajo, van a posicionar y visibilizar mucho mejor tu mensaje, no olvides añadir alguno. Sé cuidadoso con los derechos de autor de la imagen utilizando preferiblemente imágenes libres de derechos o con licencias que permitan su reutilización. Para localizar imágenes atractivas recurre a un banco de imágenes como Unsplash o Pixabay o bien utiliza alguna aplicación como Canvas o Pablo, que permite introducir texto en plantillas de forma estilosa.

6. Usa como imagen una captura de pantalla del resumen de tu artículo.

7. Haz que la información publicada sea fácil de leer. En este sentido, los emoticonos pueden ayudar a organizar la información. Las imágenes nos ayudan a retener la información.

8. Graba y comparte un resumen-vídeo de tu trabajo, explicando a los posibles lectores, con tus propias palabras, por qué deberían leer tu artículo. Basta con un vídeo de 1 o 2 minutos, que es la duración más recomendable para su difusión a través de las redes sociales. Trata de ser claro, directo y natural. Si eres PDI de la UNED, sabes que puedes contar con la ayuda del CEMAV. Al final del mismo, no te olvides de sugerir al espectador dónde o cómo puede conseguir tu artículo para saber más de tu investigación.

9. Comparte también el preprint, la primera versión del artículo antes de la revisión por pares.

10. Publica la información durante distintos días y a distintas horas, sin convertirte en spammer. La periodicidad y constancia son básicas en las redes sociales. Para una mejor planificación puede usar alguna aplicación de programación de publicaciones en redes sociales, como Hootsuite.

Más sobre esto en: Divulgar (ciencia) en redes socialesConsejos para difundir investigación y conseguir más impacto y Consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto (II)

Foto de Daria Nepriakhina en Unsplash

La divulgación científica, un deber en tiempos de noticias falsas

La divulgación científica, un deber en tiempos de noticias falsas

Hoy más que nunca, la divulgación científica se hace imprescindible. En tiempos de noticias falsas, posverdad, medias verdades y pseudociencia, los científicos tienen el deber moral y profesional de divulgar.

Los bulos en ciencia son cada vez más frecuentes, especialmente los propagados a través de las redes sociales. Pensemos en noticias como la de que las vacunas provocan autismo, que han llegado a saltar de las redes sociales a los medios de comunicación tradicionales. La ambigüedad que se da en los medios entre ciencia y pseudociencia trae confusión a los consumidores de información. Ciencia y pesudoncienca no son lo mismo. La diferencia entre ambas está en que la ciencia puede probarse con hechos (aparte de que su publicación se somete a un sistema de control conocido como la revisión por pares), mientras que la pseudociencia se basa en declaraciones, hipótesis o teorías no probadas.

También surge ciencia falsa por la politización de la ciencia. Ciertos políticos pueden manipular deliberadamente datos científicos para que éstos apoyen sus propios intereses o denigren aquellos que quieran denostar. La información inexacta o falsa se propaga rápidamente por la red. Pero la información precisa de un científico automáticamente desacredita las noticias falsas, los hechos alternativos no probados, la pseudociencia y el engaño.

Por todo esto, los científicos pueden y deben jugar un papel fundamental para defender la integridad de la ciencia. Está en sus manos:

  • Corregir posibles errores que encuentren publicados en los medios.
  • Usar las mismas redes sociales que propagan los bulos para desmentirlos.

Además de estas razones, es importante que los investigadores compartan sus descubrimientos con la sociedad porque:

  • Una sociedad mejor informada tomará mejores decisiones: es una cuestión de responsabilidad social.
  • La transparencia genera confianza.
  • Difundir la ciencia genera más ciencia y más investigación: más personas conocen un trabajo y pueden profundizar en el mismo o generar nuevos trabajos y nuevo conocimiento, en el mismo o en otro campo del conocimiento
  • Un trabajo conocido socialmente tiene mayores posibilidades de recibir financiación.
  • Un artículo publicado una revista científica, que además es difundido por otros medios generalistas (prensa, redes sociales, etc.) será más conocido y por tanto aumentará las posibilidades de ser citado, y por ende, su impacto.
  • Mejorará la imagen y prestigio tanto del investigador como de la ciencia en general.

Un ayuda para los que quieran comenzar a divulgar y no sepan cómo hacerlo nos la da la agencia SINC (FECYT)con su manual de estilo, con todo tipo de recomendaciones para redactar una noticia científica en clave divulgativa.

Además, es una buena idea enviar rectificaciones o denunciar bulos y conspiraciones que encontremos en las redes a @maldita_ciencia, que se define en su perfil de Twitter como «ciencia para que no te la cuelen». Un simple tweet con argumentos científicamente probados no cuesta mucho y valdrá para desmentir bulos, desenmascarar terapias alternativas e informar con rigor de avances científicos en nuestro campo de conocimiento.

Imagen: designed by Kaboompics / Freepik

SUBE TUS ARTÍCULOS A  ACADEMIA.EDU Y RECIBE MÁS CITAS

SUBE TUS ARTÍCULOS A ACADEMIA.EDU Y RECIBE MÁS CITAS

Las  publicaciones  subidas  a  Academia.edu reciben un 69% de aumento de sus citas en un periodo de 5 años, según el interesante estudio publicado en la revista PLOS ONE, que midió las citas recibidas por artículos similares considerando el campo de especialización y comparando el factor de impacto.

Academia.edu es la principal red social académica en cuanto a número de investigadores, contando actualmente con más de 53 millones de miembros de 4.472 universidades diferentes, de entre los cuales destacan algunos como el premio Nobel Stephen Hawking.

Según la propia Academia, su misión es “colocar todas las publicaciones académicas en Internet, ofrecerlas gratis y mejorar los debates y colaboraciones sobre publicaciones”. De esta manera se constituye como un directorio con más de 12.500 publicaciones científicas, casi 2 millones de líneas de investigación y 19 millones de artículos científicos, recibiendo alrededor de 36 millones de visitas al mes. Un muy completo buscador para localizar información en nuestro trabajo de investigación.

Esta red se caracteriza por poner en contacto a investigadores con intereses comunes, agrupándolos por instituciones, departamentos y temas de interés. Proporciona accesos a textos completos, listas de correo especializadas y ofertas laborales.

El investigador puede crear una página web sobre sus investigaciones (un muro), colgar trabajos, buscar colegas y conocidos por medio de otras redes sociales como Facebook, LinkedIn y Gmail y seguir el trabajo de otros investigadores.

Es muy fácil crearse un perfil en Academia.edu,  podemos hacerlo usando nuestra cuenta de Facebook o Google+ o simplemente con una dirección de correo electrónico.

Crearse un perfil en principio es gratuito, pero Academia.edu presenta una cuenta Premium que añade funcionalidades avanzadas muy interesantes para el investigador. Así, proporciona información acerca del número de visitantes que han tenido nuestros trabajos. Recomienda etiquetar correctamente los artículos para obtener resultados más satisfactorios. Además da a conocer el perfil de los investigadores que se han interesado por nuestros trabajos y nuestro impacto en cuanto a número de personas que han visitado la página de nuestro perfil, descargas, visionados, países, ciudades y universidades.

Academia.edu Premium permite averiguar cómo los demás llegaron a encontrar nuestro trabajo, conociendo los términos de búsqueda que les condujeron a él. De esta manera obtenemos una información muy relevante acerca de los conceptos que llaman la atención de nuestro artículo.

El investigador puede solicitar también un informe resumen de 12 meses sobre su impacto en universidades y ramas de investigación.

Finalmente, por añadidura, se puede obtener un análisis de publicaciones cuantificando el impacto individual de cada una de nuestras publicaciones en Academia y averiguar quién tiene interés en nosotros conociendo el perfil de los lectores en nuestro currículo.

Créditos imagen: Graduation Cake Guy, por David Goehring, licencia CC BY 2.0

¿Tenemos que citar la información de las redes sociales?

¿Tenemos que citar la información de las redes sociales?

La respuesta es sí, tenemos que citar la información que recogemos de las redes sociales. Citar implica reconocer las fuentes en las que nos basamos para nuestros trabajos de investigación. Nuestras investigaciones no aparecen sin más, sino que se sustentan sobre informaciones previas. Estas informaciones pueden proceder de diversos medios y formatos. La investigación puede encontrarse en los medios tradicionales como el artículo científico, pero también, en la era de la web 3.0, podemos encontrar información relevante en un tuit de Twitter, una entrada en un blog, una publicación en Facebook o incluso un vídeo en Youtube. ¿Cómo citar este tipo de recursos de la web social, algo que nos sucede cada vez con más frecuencia?

Veamos algunos de los casos que nos podemos encontrar. Existen distintos manuales de estilo que recogen normas y recomendaciones para el diseño y la redacción de documentos científicos. En esta entrada, todas las citas y referencias que se van a mostrar siguen el formato APA 7ª edición, que es el estilo utilizado como norma de referencia para las publicaciones relacionadas con las Ciencias Sociales y del Comportamiento.

Citaremos redes sociales igual que cualquier otra información, siguiendo el sistema de citas de autor-fecha de publicación. Si lo que queremos citar no tiene un autor, usaremos el título en su lugar.

En el siguiente cuadro se reflejan los casos de referencias más frecuentes:

Video en YouTube
Harvard University. (2019, August 28). Soft robotic gripper for jellyfish [Video]. YouTube. https://www.youtube.com/watch?v=guRoWTYfxMs
Biblioteca de la UNED. (23 de septiembre 2016). Búsquedas en SCImago Journal & Country Rank (SJR) [Vídeo]. Youtube. https://www.youtube.com/watch?v=_7wTdJiYnV4
⁠Tweet o Instagram
Gates, B. [@BillGates]. (2019, September 7). Today, it’s difficult for researchers to diagnose #Alzheimers patients early enough to intervene. A reliable, easy and accurate diagnostic would [Thumbnail with link attached] [Tweet]. Twitter. https://twitter.com/BillGates/status/1170305718425137152
Punset, E. [@epunset]. (27 de junio 2014). A veces es el movimiento, más que el pensamiento, el que está en el origen del bienestar [Miniatura con imagen adjunta] [Tuit]. Twitter. https://twitter.com/epunset/status/481890950692999169
Facebook Post
News From Science. (2019, June 21). Are you a fan of astronomy? Enjoy reading about what scientists have discovered in our solar system—and beyond? This [Image attached] [Status update]. Facebook. https://www.facebook.com/ScienceNOW/photos/a.117532185107/10156268057260108/?type=3&theater
Biblioteca de la UNED. (2017, junio 26). La memoria se entrena. Puedes engañar a tu cerebro poniéndole a trabajar. Algunas investigaciones de la neurociencia demuestran que el [Imagen adjunta] [Actualización de estado].  Facebook. https://www.facebook.com/bibliotecasUNED/posts/1431485810228077
Página web en un sitio web.
Fagan, J. (2019, March 25). Nursing clinical brain. OER Commons. Retrieved September 17, 2019, from https://www.oercommons.org/authoring/53029-nursing-clinical-brain/view
World Health Organization. (2018, May 24). The top 10 causes of deathhttps://www.who.int/news-room/fact-sheets/detail/the-top-10-causes-of-death

Además, nos podemos encontrar, mientras navegamos por estas redes sociales, otro tipo de informaciones a las que nos podemos querer referir. Por ejemplo: un comentario a un tuit,  una entrada de un blog, a una publicación de Facebook, una página, Fan Page o grupo de Facebook, un momento en Twitter, un canal de Youtube, una charla TED, una foto en Instagram, una entrada en Google+, una publicación en Tumblr, una presentación en Slideshare, una entrada de Wikipedia o incluso un #hastag. Para todas estas particularidades recomendamos la consulta del blog de APA, que desmenuza con todo detalle cada caso concreto que nos podemos encontrar en la web social.

Créditos imagen: The Art of Social Media, por mkhmarketing, licencia CC BY 2.0

10 consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto

10 consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto

Investigador, tu trabajo no acaba cuando ves publicado, por fin, tu artículo. La producción de la investigación científica es de tal envergadura (según datos de Thompson-Reuters se publican anualmente más de 2 millones de artículos científicos), que además, tienes que promocionarlo. Ante esta realidad de sobreabundancia informativa los investigadores tienen que luchar por hacerse visibles. Para ello, entre otras acciones, hay que conocer y darse a conocer en las redes sociales, que juegan en estos momentos un papel muy importante en la visibilidad de un artículo, multiplicando exponencialmente las posibilidades de que sea conocido, y por lo tanto, citado.

Sigue estos 10 pasos y conseguirás, una vez que tu artículo ha sido publicado, maximizar su impacto.

  1. Envía copias de tu artículo a colegas, a los otros autores que citas y a cualquier otra persona que pueda estar interesada. Puedes entrar en contacto con científicos de tu área de interés a través de redes de investigación o bases de datos.
  2. Acude a Congresos, Jornadas o eventos en los que pueda encajar tu trabajo. Entérate con antelación de la celebración de los mismos suscribiéndote en DISEVEN: Distribución de Eventos de caracter académico-científico, un servicio que distribuye información de eventos de interés académico-científico.
  3. Pon en abierto tu investigación, ya sea en una web personal, en el repositorio de tu institución (e-spacio es el de la Uned) o en un repositorio temático. Eso sí, antes de nada, infórmate de cuáles son las políticas de autoarchivo de la revista o editorial en la que has publicado tu artículo. Existen varias bases de datos donde podrás verificar esto, como SHERPA-ROMEO y DULCINEA.
  4. Crea o participa en un blog científico. Los blogs científicos se agrupan en comunidades o redes de blogs, publican avances en investigaciones y reciben comentarios de personas que trabajan en los mismos campos. Son muy útiles para dar a conocer una publicación. Si tu campo de interés se encuadra dentro de las Ciencias Sociales y Humanidades puedes recurrir a Hypotheses, una plataforma de blogs académicos desarrollados en Worpress.
  5. Promueve tu trabajo a través de las redes sociales. Usa todas, desde las generalistas Facebook o Twitter hasta la red profesional LinkedIn. LinkedIn te permite, además de participar en grupos de discusión relativos al tema de tu investigación, incrementar tu red de contactos.
  6. Pero sobre todo crea un perfil y difunde tu trabajo en las redes sociales académicas más importantes: ResearchGate, Academia-edu y Mendeley Web.
  7. Imprescindible: crea una cuenta en Google Académico. En esta videoclase te enseñamos el procedimiento de creación de perfil y las diferentes funcionalidades que te ofrece.
  8. Difunde tu presentación en Slideshare. Esta herramienta colaborativa permite subir presentaciones en multitud de formatos como power-point, Word, pdf, etc. Prezi es otra herramienta muy vistosa para compartir presentaciones en línea.
  9. Utiliza palabras clave, cuanto más específicas mejor, cada vez que publicas un artículo a través de una editorial tradicional, difundes una presentación en Slideshare o creas una entrada en un blog. De esta manera optimizarás los motores de búsqueda en internet. Es conveniente que estas palabras aparezcan en el título o subtítulos y en el resumen.
  10. Ponte en contacto con la oficina de prensa de tu institución para pedirles que tu trabajo sea publicitado. En el caso de la Uned cuando publiquemos una investigación de interés social resulta muy recomendable contactar con el gabinete de prensa de la UNED, y también con divulgaUNED. También podemos recurrir a la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la FECYT (Agencia SINC), con el objetivo de redactar una nota de prensa que aparezca publicada en medios de comunicación generalistas.

En definitiva, si quieres que tu artículo sea conocido, construye tu identidad digital y comparte tu trabajo por cuantos más medios y formatos mejor.  El orden lógico sería, una vez publicado un artículo, poner el resultado de la investigación en acceso abierto, crear una entrada en un blog sobre el mismo y difundirla a través de redes sociales (generalistas y científicas).

Más consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto (II)

Créditos imagen: Alto a la Violencia, por Rosaura Ochoa, licencia CC BY 2.0