Herramientas que sugieren revistas en las que publicar

Herramientas que sugieren revistas en las que publicar

En los últimos años han surgido una serie de herramientas disponibles de forma gratuita en Internet que proporcionan ayuda a los autores a la hora de seleccionar una revista en la que publicar los resultados de su investigación.
Una de las pioneras es Edanz Journal Selector. Esta herramienta diseñada en Japón cuenta con una base de datos de más de 28.650 revistas científicas. El funcionamiento de este recurso, y esto es común al resto de aplicaciones que veremos a continuación, es muy sencillo. El autor del trabajo debe incluir el título, resumen y/o palabras clave del artículo que ha elaborado y la base de datos devolverá un listado de revistas, que podemos filtrar por factor de impacto, frecuencia de publicación, etc.


Sin embargo, han sido las aplicaciones desarrolladas recientemente por los grandes grupos editoriales las que más atención están recibiendo en la actualidad.
Dentro de este grupo destaca Elsevier JournalFinder, que, a diferencia de la anterior, restringe la búsqueda a las revistas indexadas en Scopus. Esta herramienta aplica una variedad de técnicas de procesamiento del lenguaje natural y crea un índice estructurado de términos ponderados, para posteriormente comparar nuestro resumen con los resúmenes de todos los artículos de revistas presentes en Scopus. La búsqueda en Elsevier JournalFinder sugiere un máximo de 50 revistas en las que publicar. Lo más interesante de este producto es que proporciona información sobre la tasa de aceptación, los tiempos medios de espera de los procesos de revisión y publicación, así como información sobre los precios de las APCs.

Una opción similar es la brindada por el grupo editorial Springer/Nature, que proporciona recomendaciones basadas en todas las revistas de Springer y BioMed Central.
Dentro de los servicios ofertados en el portal IEEEXplore, de referencia obligada en Ingeniería y Tecnología, se encuentra la herramienta IEEE Publication Recommender, que aporta como novedad la posibilidad de recuperar congresos y la opción de establecer una fecha límite para la publicación de un trabajo.
Por último, hay que reseñar la herramienta Journal Article Name Estimator (JANE). Este servicio se limita a revistas indexadas en Medline, es decir, a revistas de ciencias biomédicas. Aunque se presenta como un buscador sencillo dispone de potentes opciones de filtrado por tipo de publicación (artículos, ensayos clínicos, estudios comparativos, revisiones, etc.) y también de la opción de recuperar autores y artículos similares al resumen que hemos incluido en el cuadro de búsqueda.


Como profesionales de la información, debemos recomendar la utilización de estas herramientas con cautela y, en todo caso, hacer uso de los servicios de asesoramiento personalizado que brindan las bibliotecas universitarias, especializadas y centros de documentación.

Análisis de revistas científicas en MIAR

Análisis de revistas científicas en MIAR

La Matriz de Información para el Análisis de Revistas (MIAR) es una base de datos que proporciona información valiosa para la identificación y el análisis de revistas científicas de todas las áreas temáticas.

MIAR es una herramienta de consulta para los evaluadores de la actividad investigadora, puesto que proporciona indicios de calidad de la difusión de las revistas científicas donde se publican los trabajos sometidos a evaluación.  Asimismo, es una base de datos interesante para los editores de revistas, que pueden comparar revistas del mismo campo temático. Además, MIAR cuenta con una amplia cobertura de revistas hispanoamericanas, razón por la que despierta un amplio interés entre los investigadores de Ciencias Sociales y Humanidades.

La sencilla interfaz de MIAR permite realizar consultas por palabra clave del título o por el número internacional normalizado de la revista (ISSN). También cuenta con un listado alfabético de revistas y con una serie de índices que hacen posible la ejecución de búsquedas por: ámbito, campo académico, entidad académica y país. Esta última opción resulta muy interesante puesto que permite filtrar por revistas de un determinado campo académico, por ejemplo, Educación en General; a continuación, podemos filtrar por país y, por último, seleccionar las publicaciones que se sitúan en un rango concreto en función de su ICDS.

MIAR pone a disposición del público el Índice Compuesto de Difusión Secundaria (ICDS) de las publicaciones que integran su base de datos. El ICDS informa de la visibilidad de la revista en diferentes bases de datos científicas internacionales y para su cálculo se tiene en cuenta:

  • Si la revista aparece en los índices de citas de Web of Science Core Collections (AHCI, SCIE, SSCI o ESCI) o en Scopus se asigna una puntuación de 3,5.
  • Si la revista aparece en los índices clásicos de Web of Science (AHCI, SCIE o SSCI) y también en Scopus se asigna una puntuación de +1.
  • Si la revista aparece en una base de datos de indización y resumen (especializada o multidisciplinar) o en DOAJ se asigna una puntuación de +3.
  • Si está incluida en dos o más bases de datos especializadas o multidisciplinares se asigna un total de 5 puntos (3+2).
  • Si no aparece en ninguna base de datos de indización pero sí en el catálogo Latindex (no confundir con el directorio Latindex) o en un repertorio de evaluación (CARHUS Plus, CIRC, SJR y sello de calidad FECYT) se asigna una puntuación de 2,5.
  • Si aparece únicamente en la base española de sumarios DIALNET se asignan 0,4 puntos.
  • Para finalizar, el cálculo se completa con el índice de pervivencia de la revista, que se calcula en base al logaritmo del total de años de vida del título desde el inicio de su publicación, considerando un máximo de 30 años en el cálculo.

MIAR también proporciona información acerca de si la revista cuenta con el sello de calidad de la FECYT, o si forma parte de otros listados como ERIHPlus, Latindex, CARHUS Plus+ etc. Por lo que en la actualidad constituye la herramienta que más información proporciona sobre las revistas científicas.

En el siguiente vídeo se explica cómo realizar búsquedas en los distintos índices de MIAR y cómo los estudiantes de doctorado, especialmente los de Ciencias Sociales y Humanidades pueden sacar partido de esta herramienta para seleccionar revistas de calidad que acepten originales en lengua española.

Consejos para publicar en revistas científicas

Consejos para publicar en revistas científicas

 Si estás leyendo esta entrada es porque eres uno de los miles de investigadores que están interesados en publicar los resultados de su actividad investigadora en una publicación científica y, puestos a elegir, mejor que el trabajo se comunique a través de una revista con alto factor de impacto. Sin embargo, hay que recordar que las revistas con mayor factor de impacto suelen ser también las más selectivas, es decir, las que mayor tasa de rechazo presentan.
Antes de afrontar tan ardua tarea conviene planificar cuidadosamente los pasos a seguir y, no está de más, conocer las estrategias que otros colegas han utilizado para lograr el éxito en esta empresa; los anaqueles de las bibliotecas están llenos de ejemplos.

Antes de enumerar los consejos que coadyuvan a la aceptación de un manuscrito en una revista top, conviene reseñar que no existe una fórmula simple para conseguirlo, ya que las expectativas e intereses de los editores pueden variar entre las áreas de conocimiento. No obstante, puede afirmarse que los editores de revistas son más susceptibles de seleccionar trabajos que cumplan con las siguientes características:

1.- Buena redacción y claridad de contenidos.
2.- Extensión apropiada. Concisión.
3.- Temática original y de actualidad.
4.- Metodología actualizada.
5.- Contribución significativa a la disciplina.
6.-Excelente revisión bibliográfica.

En cuanto a la claridad en la redacción, los editores recomiendan que el tema principal del artículo quede claro en el resumen y, por supuesto, en el cuerpo del artículo. Además, los investigadores hispanohablantes deben asegurarse de que el texto de su artículo está pulcramente redactado en la lengua que utilizaron Edison, Bell, Einstein, Tesla, Asimov, etc. En este punto cabe recordar que ya en 1897 Santiago Ramón y Cajal apuntó lo siguiente:

No se crea, empero, que el investigador debe hablar y escribir todas las lenguas de Europa: al español le bastará traducir las cuatro siguientes, que se ha convenido en llamar lenguas sabias, y en las cuales aparecen publicados casi todos los trabajos científicos: el francés, el inglés, el italiano y el alemán. Naturalmente, entre las lenguas sabias no figura el español; no queda, por tanto, a nuestros maestros más recurso, si desean que sus pesquisas sean conocidas y apreciadas por los especialistas, que escribir y hablar en uno de aquellos cuatro idiomas europeos. (Fuente: Los tónicos de la voluntad. Reglas y consejos sobre la investigación biológica, p. 38).

La colaboración con otros autores ayuda a mejorar tanto la redacción como el resto de apartados del trabajo (metodología, presentación de resultados, etc.), incrementando las posibilidades de que sea finalmente publicado.

Otro aspecto importante es la concisión, ajustarse a los límites de la revista y ser conscientes de que una tesis doctoral difícilmente puede sintetizarse en 6.000 palabras. En estos casos suele ser más provechoso extraer distintos aspectos del trabajo y publicarlos en varios artículos.

También resulta aconsejable elaborar una carta de presentación que acompañe al trabajo. En la misma, el autor debe, en primer lugar, describir el tema principal del documento, en segundo lugar, presentar la novedad e innovación y, por último, justificar la relevancia del manuscrito para la revista que se ha seleccionado (una carta de presentación no es el abstract del artículo).

En la selección de la revista adecuada pueden ayudarnos los coautores, otros colegas y los bibliotecarios especializados. Una vez que hemos escogido tres revistas potencialmente interesadas en el paper y seleccionado la primera de ellas, procederemos a estudiar cuidadosamente las normas de envío, y adaptaremos nuestro artículo a las mismas escrupulosamente, esto es, revisaremos la forma de presentación de tablas, gráficos, referencias bibliográficas, etc.

Uno de los motivos frecuentes de rechazo radica en que no queda claro el contexto de la investigación, es decir, qué laguna del conocimiento pretende cubrir. Este hecho puede combatirse mediante una exhaustiva revisión bibliográfica que dé lugar a una fundamentación teórica excelente. Otro de los motivos puede ser en la falta de rigor metodológico, conviene informar de la naturaleza y el alcance de las pruebas, recogida de datos, etc., evitando caer en exageraciones.

Una vez pasado el primer filtro y comenzado el proceso de revisión es importante responder a los revisores con serenidad, respira profundamente antes de leer los comentarios y espera al menos un día antes de comenzar a redactar la respuesta. Hay que ser especialmente cuidadosos en la redacción de la carta que enumera las respuestas de los autores a las inquietudes de los revisores y editores.

Para finalizar, ten presente que a veces el objetivo no se consigue a la primera, por lo que es importante persistir en el esfuerzo. Los comentarios de los revisores de las revistas de alto factor de impacto contribuyen a la mejora del manuscrito, lo que aumenta las posibilidades de aceptación en otras revistas de alto factor de impacto.

Imagen: Jonathan Simcoe

Semana Internacional del Acceso Abierto 2018

Semana Internacional del Acceso Abierto 2018

El acceso abierto a la información científica es una realidad que va cobrando fuerza en las instituciones que promueven la investigación, los organismos financiadores y los propios investigadores. Para potenciarlo y promover el debate y la reflexión conjunta de la comunidad científica, estamos celebrando del 22 al 28 octubre la Semana Internacional de Acceso Abierto, bajo el lema “Diseñando bases equitativas para el conocimiento abierto”. Aunque queda mucho camino por recorrer, especialmente en lo relativo al reconocimiento de las publicaciones en abierto en el sistema de evaluación de la ciencia, terminará por normalizarse gracias al impulso de todos los implicados.

Como es sabido, los proyectos de investigación financiados con fondos públicos deben depositar sus resultados, las publicaciones científicas, en repositorios de acceso abierto. Igualmente, algunos proyectos también conllevan el depósito de los datos de investigación y el Plan de  gestión de datos. (Para ambos casos, ver Programa H2020, Ley 14/2011, de 1 de junio, de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación,   Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación 2017-2020).

Para poder cumplir con estos requisitos y permitir que el conocimiento esté accesible para todos y que su difusión sea más rápida y efectiva, la Biblioteca de la UNED pone a disposición del  personal docente e investigador e-spacio, nuestro repositorio institucional. Un repositorio institucional es un servicio que la universidad ofrece a los miembros de su comunidad para la gestión, la preservación, el acceso y la difusión de la producción intelectual resultante de su actividad docente e investigadora.

e-spacio es un archivo digital que:

  • Alberga tesis, artículos, papers, TFM, objetos de aprendizaje, etc.
  • Ofrece acceso permanente a los trabajos alojados.
  • Es interoperable. Los trabajos son recuperables por todos los buscadores y recolectores científicos, lo que mejora la visibilidad del investigador y del conocimiento científico.
  • El autoarchivo es muy sencillo por parte del autor
  • Los autores mantienen sus derechos sobre la obra depositada.
  • Es compatible con las políticas de publicación de datos de las principales editoriales. Se puede archivar sin entrar en conflicto con la revista que haya publicado nuestro trabajo, siempre que no concedamos derechos exclusivos (en la Biblioteca te asesoramos sobre ello).

Servicio de publicación de revistas científicas

Otro de los instrumentos de apoyo a la ciencia abierta que ofrece la Biblioteca de la UNED es un servicio integral para la publicación de revistas científicas digitales de la universidad, de forma fácil y gratuita, desarrollado sobre la plataforma Open Journal System (OJS). OJS es un sistema de gestión y publicación de revistas desarrollado por el Public Knowledge Project en su afán por mejorar y difundir el acceso abierto a la información científica.

Algunas de las ventajas que ofrece la plataforma son:

  • Autonomía e independencia como editor
  • Asesoramiento, apoyo tecnológico y solución de problemas
  • Obtención y asignación de DOIS’s
  • Control del flujo editorial por completo: envío de artículos, asignación de revisores, gestión de la revisión por pares, control de maquetación y publicación.
  • Establecimiento de distintos roles: administrador de la revista, editor de sección, revisor, autor y lector.

Si eres PDI de la UNED y estás interesado en depositar en el repositorio o en crear una revista digital, contacta con nosotros:

Alicia López Medina
alopezm@pas.uned.es
34 913986633

Imagen de portada: Philipp Berndt

Situación y posicionamiento de las revistas de la UNED

Situación y posicionamiento de las revistas de la UNED

La evaluación del impacto y la calidad de las revistas académicas es un elemento determinante en acreditaciones, solicitud de sexenios o proyectos de investigación, presentación previa a la lectura de tesis, etc. Desde hace unos años, la Biblioteca de la UNED recopila la información sobre las revistas publicadas por esta universidad en lo relativo a su calidad e impacto, según las herramientas de evaluación vigentes recomendadas por los organismos evaluadores CNEAI y ANECA. El objetivo principal es unificar en un solo  documento la información dispersa en esas herramientas para facilitar la labor a docentes, editores de revistas, bibliotecarios y doctorandos.

Para su elaboración se han tenido en cuenta los siguientes aspectos:

  • Los datos consignados son los que otorga la herramienta en el momento de su consulta.
  • Las revistas están agrupadas por facultades diferenciadas por colores.
  • Las iniciales (P) y (E) significan “versión impresa” o “versión electrónica” respectivamente.
  • Existen recursos que han dejado de mantenerse (IN-RECS, IN-RECJ, IN-RECH, DICE, RESH), pero se ha contado con ellos porque recogen información relevante que no aparece en otras herramientas. Además, incluyen datos sobre años que aún pueden ser objeto de evaluación.
  • No se han analizado títulos anteriores. En el caso de RDUNED por ejemplo, no se ha evaluado “Revista de la Facultad de Derecho”.
  • En la casilla Bases de datos científicas que la incluyen, se ha reflejado tanto bases de datos, como repositorios y repertorios bibliográficos.
  • En relación al baremo UNED, hemos equiparado IN-RECH a IN-RECS.
  • Aunque la nueva versión de ERIH, ERIH PLUS, no otorga clasificación a las revistas, se ha incluido la valoración anterior (ver columna Criterios cumplidos/Clasificación), dado que el “Baremo UNED” la sigue teniendo en cuenta.
  • Se ha incluido la nueva herramienta Emerging Sources Citation Index (ESCI) en la misma casilla que los otros recursos de Web of Science (WOS), como otra de las bases que forman la Web of Science Core Collection.
  • Como la nueva versión de CIRC 2.0 ofrece dos clasificaciones (ciencias sociales y ciencias humanas) se incluyen ambas cuando ofrecen resultados diferentes.

Estos datos se actualizan cada vez que se detecta alguna modificación en los distintos recursos utilizados, como es el caso de las ediciones anuales de JCR y Scimago, o MIAR.

Así, en Análisis y evaluación de las revistas de la UNED podréis obtener información actualizada de forma rápida sobre la situación de estas publicaciones, cuando lo necesitéis para cualquier proceso.

Además, esta información está disponible en la Guía de herramientas para la evaluación de la actividad investigadora.  Esta guía recoge los principales recursos de evaluación de revistas y libros, dónde encontrar citas, sugerencias para obtener una mayor visibilidad en sus publicaciones, etc.

Imagen: Annie Spratt en Unsplash