Todos contra la ciencia falsa

Todos contra la ciencia falsa

Carolina Corral

No, la carne que comemos no contiene antibiótico, las vacunas no causan autismo, ni calentar la comida en recipientes de plástico causa 52 tipos de cáncer. La pseudociencia y el fraude científico intentan salpicar de mentiras la ciencia. Estamos en la era de las noticias falsas y de la ciencia falsa.
Para luchar contra este fenómeno e identificar casos de ciencia falsa contamos con diferentes webs y aplicaciones, tales como PubPeer, Retraction Watch y Citationmachines.net.
PubPeer es una plataforma en la que se pueden trasladar opiniones de forma anónima sobre estudios científicos que ya han aparecido publicados en revistas científicas. La web especifica que los comentarios deben contener hechos e información verificable públicamente, evitando especulaciones sobre las acciones y motivaciones del autor. Además, indica que el tono de los mismos ha de ser educado y neutral. Según PubPeer lo que hace que un comentario sea efectivo es el contexto, la explicación y la precisión. Gracias a PubPeer han salido a la luz casos como el de la científica del CNIC, que acusada de fraude científico y cercada por las evidencias, fue despedida en marzo de 2016.
Retraction Watch es un blog que desde 2010 informa sobre retractaciones de artículos científicos y sobre temas relacionados. Su misión es aumentar la transparencia del proceso de retractación, ya que las retractaciones de los documentos y sus razones generalmente no se publicitan. Otros investigadores, no conscientes de la retractación, pueden tomar decisiones basadas en resultados no válidos.
Retraction Watch ha demostrado que las retracciones son más comunes de lo que se pensaba anteriormente. De hecho, en su primer año, el blog informó sobre aproximadamente 200 retractaciones.
Citationmachine es un sitio donde se pueden crear citas bibliográficas gratuitas en estilos de formato MLA, APA, Turabian y Chicago. Además de crear citas, proporciona sugerencias de gramática y detecta plagio involuntario. Para detectar el plagio, por ejemplo, indica si ha encontrado una determinada oración en cinco fuentes en línea y propone citar ese texto.
En España tenemos además Maldita Ciencia, una herramienta que trata de evitar la propagación de bulos, conspiraciones y noticias falsas sobre ciencia: salud, alimentación, física, química, astronomía, etc., mediante la divulgación científica a través de la cuenta @maldita_es de Twitter.

Imagen de portada: rawpixel