Nueva edición de Journal Citation Reports (JCR) y nuevo indicador

Nueva edición de Journal Citation Reports (JCR) y nuevo indicador

Con la publicación de la edición 2020 del Journal Citation Reports (JCR), tradicionalmente se da por inaugurado el verano. Sin embargo, en esta ocasión, no se trata solo de la actualización del impacto de las revistas de Ciencias y Ciencias Sociales, sino que esta nueva edición va acompañada de relevantes novedades. La primera y más evidente, aunque no más importante, es el cambio de la interfaz y de la presentación de resultados.  

15 revistas de la UNED, por primera vez en JCR

En primer lugar, estos cambios en JCR vienen a reconocer la calidad de muchas de las revistas de nuestra universidad. Hasta ahora, la UNED únicamente contaba con una revista en JCR: Educación XX1. En la edición de 2020, son 16 revistas las incluidas en este índice.

  • Educación XXI
  • Revista de Derecho Político
  • Teoría y Realidad Constitucional
  • Revista Española de Educación Comparada
  • Historia y Memoria de la Educación
  • Revista Española de Orientación y Psicopedagogía
  • RIED.Revista Iberoamericana de Educación a Distancia
  • SIGNA
  • ELIA
  • Rhythmica. Revista Española de Métrica Comparada
  • Endoxa
  • Investigaciones Fenomenológicas
  • Espacio Tiempo y Forma. Serie III, Historia Medieval
  • Espacio Tiempo y Forma. Serie VII, Historia del Arte
  • Empiria
  • Acción Psicológica

Desde aquí queremos dar la enhorabuena a todas ellas porque, de alguna manera, significa un reconocimiento al gran trabajo que realizan y a su preocupación por publicar investigación de calidad. Podéis encontrar más información sobre posición, cuartiles e indicadores en la guía Herramientas de análisis de la actividad investigadora.

Journal Citation Indicator (JCI), el nuevo indicador

Asimismo, una de las novedades más destacables es su cambio de filosofía: mientras hasta ahora solo se incluía el indicador Journal Impact Factor (JIF), elaborado con las revistas de Science Citation Index Expanded (SCI) y de Social Sciences Citation Index (SSCI); ahora han incluido el indicador Journal Citation Indicator (JCI), elaborado a su vez con las revistas de Arts & Humanities Citation Index (A&HCI) y de Emerging Sources Citation Index (ESCI).

Además, el nuevo JCI está basado en las citas recibidas por una revista durante 3 años de publicación ─a diferencia de los 2 años que considera el JIF─. Así, en esta nueva edición de JCR, aparecen ambos indicadores en las revistas de SCI y SSCI; y solo el JCI, para las de A&HCI y ESCI.

El JCI, por un lado, puede mitigar la desventaja que sufrían algunas revistas, principalmente las de Humanidades, al no contar con indicadores ni ranking en JCR. Por otro lado, la horquilla de 3 años para la recolección de citas resulta más pertinente para disciplinas de CC. Sociales y Humanidades que tienen unos periodos de cita mucho más prolongados.

Aunque este nuevo indicador no está diseñado para evaluar investigadores individuales, puede ser un buen complemento a los que ya existen y, de cualquier manera, llena el vacío que tenían las revistas de amplios campos de la Ciencia.

Por último, queremos recordar que Clarivate ha organizado un webinar sobre el nuevo JCR, el 21 de julio. Más información AQUÍ

Foto de Kristopher Roller en Unsplash

Consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto (II)

Consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto (II)

Hace ya un tiempo que compartimos contigo algunos consejos para difundir investigación y conseguir más impacto. Hay muchas otras cosas podrías hacer para aumentar tu visibilidad, conseguir más lectores y por tanto ser más citado. Por ejemplo:

  1. Publica tu artículo en revistas de alto impacto. Los investigadores leen y confían más en los artículos publicados en revistas de alto factor de impacto. Selecciona revistas indexadas en Journal Citation Reports y Scopus.
  2. Publica un artículo de revisión. Se trata de un tipo de documento muy leído, muy citado y que consigue una amplia repercusión.
  3. Publica en colaboración, especialmente con autores internacionales. Los artículos en coautoría reciben de media más citas que los publicados individualmente.
  4. Publica los datos de tu investigación. Una vez publicado tu artículo en una revista científica publica los conjuntos de datos que han contribuido a su elaboración en sitios como Mendeley Data Figshare.
  5. Comparte tus preprints, la primera versión del artículo antes de la revisión por pares, en línea en los medios sociales como Twitter, LinkedIn o ResearchGate, o en repositorios de preprints como ArXiv, SocArchiv, etc.
  6. Inserta adecuada y generosamente todas las citas y referencias. Los proveedores editoriales y la mayoría de bases de datos permiten hacer un seguimiento de artículos citados. Tu trabajo llegará a los autores que hayas citado lo que mejorará tu red de contactos científicos.
  7. Crea tu ORCID, el código alfanumérico que ya identifica digitalmente a casi 10 millones de científicos de todo el mundo. Tener un nombre de autor consistente ayudará a otros investigadores a encontrar tu trabajo de investigación de manera exacta y unívoca.
  8. Mantén tu currículum en línea con Publons, una plataforma virtual que reúne tus publicaciones como autor, editor o revisor, dando visibilidad a cada una de tus facetas de investigador.
  9. Incluye tus trabajos en gestores bibliográficos: Mendeley, Zotero, Refworks, etc.
  10. Divulga tu investigación en YouTube. El vídeo se ha convertido en el canal de comunicación más efectivo y la divulgación científica en este medio no para de crecer. Comparte tus conocimientos y hazte influencer científico: tu visibilidad llegará a toda la sociedad.

Además, nos guste o no, las modas no son ajenas a la investigación científica. Las temáticas emergentes generan interés y te procurarán más visualizaciones.

Como dijimos en el post anterior, publicar en acceso abierto, en revistas o repositorios que se puedan descargar fácilmente de Internet, sin barreras de acceso, aumentará tu número de lectores y tu visibilidad. La mayoría de los investigadores comienzan su investigación buscando en Google. Una de las maneras más efectivas de que tus trabajos aparezcan en este recurso es depositar tus artículos en un repositorio de acceso abierto

Tampoco está de más recordar de nuevo la importancia del título. Un título que recoja las palabras clave precisas será eficazmente recuperado a través de los motores de búsqueda. Incluir esas mismas palabras clave en resumen y materias colocará el artículo en las primeras posiciones de la página de resultados de la búsqueda.

Créditos imagen: Jungwoo Hong on Unsplash

Almétricas de 3ª generación

Almétricas de 3ª generación

Uno de los dolores de cabeza del investigador (sobre todo si pertenece al ámbito de las ciencias sociales y humanas) es conocer el número de citas y el impacto social que han recibido sus trabajos. Tarea ingente si se tiene una dilatada carrera investigadora y no se han ido recopilando manualmente. ¿Quién iba a pensar que en algún momento, alguien iba a solicitar el número de trabajos que han sido citados?
Investigador, si eres de los visionarios que sí recopilaste esas citas o reseñas, te felicito, pero si perteneces al grupo del común de los mortales que no lo hicieron, no todo está perdido: hay herramientas que te pueden ayudar a encontrar el número de citas, las descargas de tu artículo, cuántas veces se ha visualizado, cuántas se ha guardado o compartido, en definitiva, el impacto social que tiene todo trabajo que sale a la luz.

A estas alturas seguro que ya habrás oído hablar de las llamadas almétricas o almetrics. Es decir, las otras métricas, las que miden el impacto social de nuestro artículo y que se generan a través de las redes sociales. No las suelen mencionar en las convocatorias oficiales, pero si los datos te son favorables, conviene aportarlas. Si deseas ampliar información puedes consultar anteriores entradas nuestras.

Estar al día en este mundo de las almétricas no es fácil ya que continuamente nacen nuevos proyectos. Además, no todas son gratuitas. En el mejor de los casos suelen tener una versión abierta y otra de pago que ofrece, como es esperable, más datos. De las que vamos a hablar hoy son ya consideradas de tercera generación, son potentísimos buscadores de información académica. En la segunda generación quedó Google Scholar Citations.

Dimensions nace con el intento de diferenciarse de Wos y Scopus. Es una plataforma de bases de datos entrelazadas en las que se pueden realizar búsquedas de forma independiente. Está formada, entre otras, por: Crossref (es la fuente bibliográfica principal), Almetric.com (fuente almétrica), Figshare (repositorio abierto y privado, personal/institucional, donde se preserva y comparte los resultados de las investigaciones en cualquier formato de archivo) o GRID (base de datos gratuita y de libre acceso de identificadores de instituciones de investigación).
Contiene: publicaciones, patentes (es uno de sus fuertes), estudios clínicos y documentos de políticas públicas, información sobre organismos y proyectos de financiación.
Su peculiaridad está en su mecanismo de búsqueda: tiene la tradicional caja, pero su fuerte es la posibilidad de filtrar por distintos campos utilizando los booleanos (en mayúsculas). Se van creando cajas dentro de la caja principal facilitando búsquedas más sofisticadas.
Su desventaja: fuerte sesgo anglosajón y poca representación de temas de ciencias sociales, artes y humanidades, sobre todo en estudios clínicos y documentos de políticas públicas.

Microsoft Academic (versión 2) es un buscador especializado que nace para hacerle la competencia a Google Scholar. En cuanto a número de publicaciones es inferior a este, pero superior a Dimensions.
Llama la atención: uno, su búsqueda semántica, no permite una búsqueda libre y pura por lo que resulta poco flexible; y dos, para el recuento de citas han desarrollado un algoritmo que tiene en cuenta lo que el autor ha publicado anteriormente y los resultados obtenidos, por lo que el dato que ofrece no es real, sin embargo es muy útil para artículos recién publicados. Destaca también su atractivo y sencillo diseño. Se recomienda registrarse (en este y en otros recursos cuando exista esta posibilidad) ya que ofrece más opciones de las habituales. Tiene una página de autor muy cuidada, de fácil gestión y que conviene tener “aseada” puesto que parte de ella es pública.

Recuerda que los perfiles de autor son grandes vehículos de visibilidad e impacto de tus trabajos, puedes añadir la url del perfil de cada uno de ellos en la firma de tu correo electrónico.
Las almétricas tienen sus detractores, pero está claro que también ofrecen beneficios que conviene tener en cuenta: inmediatez en la transmisión de datos, impacto no solo del artículo sino también de una monografía, patente, presentación…
Busca, estudia y valora: tal vez te merezca la pena utilizarlas.

Foto de Fleur en Unsplash

Ranking de revistas con sello Fecyt

Ranking de revistas con sello Fecyt

Tradicionalmente, los investigadores en Humanidades y Ciencias Sociales no usaban las revistas científicas como medio de publicación de los resultados de sus investigaciones. Esto ha cambiado en gran manera en las últimas décadas, con el consiguiente aumento de títulos en estas disciplinas. Sin embargo, estas revistas, al contrario que las revistas de Ciencias o Tecnología, no contaban con demasiados instrumentos de evaluación e indexación consolidados que pudieran ser usados por las agencias de evaluación.

La publicación reciente del Ranking de visibilidad e impacto de revistas científicas españolas de Humanidades y Ciencias Sociales con sello de calidad FECYT  por parte de la propia FECYT, ha venido a paliar, en gran medida, esta carencia. Para ello, ha clasificado las revistas con Sello FECYT de estas áreas con el fin de que pueda ser utilizado en los diferentes procesos de evaluación y acreditación.

Metodología

Este ranking está basado en dos pilares fundamentales: impacto y visibilidad. Como indicadores para medir el impacto se han tenido en cuenta la citación, el índice h y los cuartiles de estas revistas en diferentes bases de datos nacionales e internacionales. En el caso del impacto, se calcula para un período de 5 años. Se contemplan las citas en Web of Science (WOS), en  Scopus, en Scielo (significan el 60%). El dato para el índice h se toma de WoS, Scimago Journal & Country Rank (SJR) y Google Scholar Metrics (10%); y los cuartlies en Journal Citation Reports (JCR) y SJR (10%).  El cálculo de la visibilidad, del que depende un 20% de la puntuación, se basa en el Índice ICDS de MIAR, calculado a partir de la presencia de estas publicaciones en bases de datos científicas nacionales e internacionales, así como en repertorios multidisciplinares.

El valor final de las revistas es la suma total de las componentes de las dos dimensiones (impacto y visibilidad). Por último, una vez calculadas las puntuaciones de cada una, se han  organizado por cuartiles. Cada título solo puede figurar en un máximo de dos categorías.

Las revistas de la UNED con sello Fecyt

Muchas de las revistas publicadas por la UNED han obtenido este sello de calidad en diferentes ediciones y por eso figuran en este ranking en una o dos categorías:

  • Espacio Tiempo y Forma VII, Historia del Arte
  • Educación XX1
  • Revista Española de Educación Comparada, REEC
  • Revista Española de Orientación y Psicopedagogía (REOP)
  • RIED. Revista Iberoamericana de Educación a Distancia
  • Revista de Derecho Político
  • Teoría y Realidad Constitucional
  • EMPIRIA Revista de Metodología de Ciencias Sociales
  • Éndoxa. Series Filosóficas
  • Espacio, Tiempo y Forma. Serie VI, Geografía
  • Espacio, Tiempo y Forma, Serie III, Historia Medieval
  • Espacio, Tiempo y Forma. Serie IV. Historia Moderna
  • ELIA. Estudios de Lingüística Inglesa Aplicada
  • Signa: Revista de la Asociación Española de Semiótica

En Análisis y evaluación de las revistas UNED encontraréis ya recogida esta información, con el cuartil que ocupa cada una de ellas.

Este ranking puede convertirse en un buen instrumento  a tener en cuenta en los diferentes procesos de evaluación para las revistas españolas, en los campos de Ciencias Sociales y Humanidades. De hecho, en la última convocatoria, la CNEAI la ha contemplado como un claro indicio de calidad a la hora de valorar estas publicaciones. Más concretamente, en los campos 7 Ciencias Sociales, Políticas, del Comportamiento y de la Educación, 9 Derecho y Jurisprudencia, 10 Historia, Geografía y Artes y 11 Filosofía, Filología y Lingüística.

Fuente:   Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) (2020). Metodología de Clasificación de Revistas de Humanidades y Ciencias Sociales con Sello de Calidad FECYT.

Scholarly Publishers Indicators (SPI): no solo un ranking de editoriales

Scholarly Publishers Indicators (SPI): no solo un ranking de editoriales

El Scholarly Publishers Indicators, más conocido como SPI, ha ido adquiriendo cada vez más relevancia en los procesos de evaluación de la investigación. Como ha demostrado durante todos estos años, es mucho más que un ranking de editoriales (aunque este sea su producto más conocido), dado que ofrece relevante información sobre las editoriales científicas y sus procesos de selección de originales.

A finales de 2018, el grupo ILIA del CSIC publicó una nueva edición con algunas novedades. Como cuentan en el Estudio cualitativo de las editoriales académicas(Giménez Toledo, 2018), el ranking de editoriales se elaboró a partir de una encuesta a investigadores, como en ediciones anteriores. Sin embargo, en esta ocasión solo se envió a los profesores universitarios que habían sido acreditados recientemente como catedráticos. Aunque se ha trabajado con una población menor que en los estudios anteriores, estos poseen una mayor experiencia. Además, para evitar la creencia de que en esta encuesta se valoran mejor las editoriales en las que estos especialistas publican, se incluyó la pregunta de si habían publicado o no en las que habían seleccionado, para que se pudiera tener en cuenta posteriormente.

Esta encuesta también se envió a catedráticos de Ciencia, Tecnología y Medicina, pero no se incluyó en el ranking dado que la respuesta fue escasa y los libros no son un medio de publicación demasiado usado en estas áreas. Por otro lado, en contraposición a versiones anteriores en las que los pesos venían determinados por la cantidad de respuestas obtenidas, ahora se ha asignado un peso inversamente proporcional a la posición en la que se menciona la editorial.

El resultado es un ranking general (para editoriales españolas y extranjeras) y rankings especializados por disciplinas (de nuevo, por editoriales españolas y extranjeras), basados en la opinión de expertos españoles en Humanidades y Ciencias Sociales.

Desde su aparición, SPI ha ido adquiriendo mayor relevancia en los distintos procesos de evaluación. Así, en la última convocatoria de la CNEAI para la evaluación de la actividad científica, ha sido incluido como una de las herramientas a tener en cuenta a la hora de valorar una publicación (libro o capítulo de libro) en los campos del 7 al 11, así como en el 6.3, Arquitectura. La ANECA lo considera un indicador de calidad en las áreas de Arte y Humanidades, Ciencias Sociales y, de nuevo, la subárea Arquitectura. Igualmente, en el Baremo UNED es el recurso usado para valorar los libros y capítulos

No obstante, además del ranking, SPI ofrece mucha otra información relevante. En el apartado Indicadores para editoriales, encontramos datos sobre su especialización temática con tablas con la producción editorial por disciplinas; también podemos conocer los sistemas de selección de originales que aplican estas editoriales; asimismo, aquí los editores pueden incluir su sistema de selección de originales para que aparezcan en SPI. Por último, en el SPI Expanded podemos consultar la presencia o ausencia de casi 4000 editoriales académicas en distintos sistemas de información internacionales (Book Citation Index, Scopus Book Titles, Norwegian list, Scholarly Publishers Indicators y Finnish list).

SPI no pretende ser un valor definitivo, sino servir como referencia en los procesos de evaluación y aportar más información sobre algunos conceptos como el del “prestigio de la editorial”. De cualquier manera, es un instrumento valioso para evaluación de la investigación en las áreas de Ciencias Sociales y Humanidades, en las que el libro es un medio de publicación muy importante.

Giménez Toledo, E. (2018). Estudio cualitativo de las editoriales académicas. La percepción de la comunidad científica española. Madrid: Federación del Gremio de Editores de España. Recuperado de:
http://ilia.cchs.csic.es/SPI/spi-fgee/docs/EAEV3.pdf