Revisiones sistemáticas: consejos para la fase de búsqueda

Revisiones sistemáticas: consejos para la fase de búsqueda

Cada vez es más interesante para los investigadores publicar revisiones sistemáticas: son trabajos muy leídos, muy citados y que consiguen una amplia repercusión.

Una revisión sistemática es una descripción general de estudios primarios que utilizaron métodos explícitos y reproducibles, según Greenhalgh (1997). Es un tipo de artículo científico usado principalmente en disciplinas del área de la salud, que revisa, integra y combina ensayos clínicos controlados u otros estudios primarios, usando para ello métodos sistemáticos de recolección de datos.

Aunque se trata de una metodología fundamental en las ciencias biomédicas, en los últimos años, disciplinas de ciencias sociales y humanidades han incrementado su realización, debido fundamentalmente al crecimiento exponencial en la producción científica de artículos, que hace inviable la lectura y seguimiento de todos los trabajos relativos a un campo de investigación. Las revisiones sistemáticas vienen a proporcionar una visión resumida sobre un tema, realizada por un experto en la materia, que organiza y sintetiza los estudios y resultados existentes.

Para la elaboración de una revisión sistemática es necesario, una vez formulado el problema, conocer la investigación publicada en un campo determinado. Para ello se realizará una búsqueda de estudios primarios amplia y sistemática. Aquí van algunas orientaciones para una búsqueda bibliográfica de amplio alcance:

  1. Elige las palabras clave con las que vas a interrogar a las bases de datos en inglés, ya que las bases de datos recogen principalmente literatura anglosajona y, aunque los artículos se encuentren en otro idioma, siempre indizan las materias en inglés. Si lo tiene, consulta el tesauro (vocabulario controlado y estructurado) contenido en la propia base de datos para encontrar descriptores más precisos.
  2. Selecciona las bases de datos en las que vas a buscar. No existe, por lo general, una base de datos ideal, por lo que tendrás que buscar el grupo ideal de bases de datos para tu revisión. La UNED tiene suscritas más de 60 bases de datos; puedes acceder desde la web de la Biblioteca al listado de bases de datos por materias.
  3. Usa preferentemente bases de datos especializadas frente a generalistas, ya que permiten consultar los índices de materias específicos incluidos según su especialización, y suelen contener un tesauro y descriptores que clasifican los documentos por materias. Los campos de búsqueda en la búsqueda avanzada son específicos para ese campo del conocimiento por lo que la búsqueda será más eficaz.
  4. También es más recomendable el uso de bases de datos bibliográficas frente a bases de datos a texto completo. Son más exhaustivas pues su objetivo es recoger toda la producción científica en torno a un tema. En ellas encontrarás únicamente la referencia bibliográfica y el resumen. Posteriormente, si te interesa un artículo, puedes comprobar en el buscador de la biblioteca si está disponible el texto o solicitarlo por préstamo interbibliotecario.
  5. Es importante conocer y saber utilizar cada base de datos que vayas a usar. Consulta su guía de uso.
  6. Empieza por localizar otras revisiones sistemáticas ya publicadas. Para encontrar revisiones de literatura busca en en campo tipo de documento: case report, comparative study, meta-analysis, systematic review, literature review, etc. Usa estos términos también en el campo materia y en el campo título, ya que en el título de estos trabajos se suele indicar que se trata de una revisión.
  7. También puedes localizar revistas específicamente dedicadas a revisiones sistemáticas, buscando revistas que contengan en el título la palabra “review”.
  8. Localiza y selecciona los estudios primarios. Los sujetos de las revisiones son los estudios primarios individuales, considerándose cada estudio una unidad de análisis. Las búsquedas avanzadas permiten seleccionar y combinar los campos. Evita el ruido restringiendo los resultados a un grupo de campos: título, resumen y materias. Busca en el campo materia tus términos y ayúdate del vocabulario controlado de la base de datos para ello.
  9. Combina las palabras clave mediante operadores booleanos.
  10. Combina las búsquedas realizadas. Algunos proveedores como Proquest permiten cruzar las búsquedas y obtener resultados más específicos.
  11. Usa los filtros disponibles para ir refinando la búsqueda: limita la búsqueda por años, países, idioma o artículos evaluados por expertos.
  12. En última instancia, busca en la bibliografía de los artículos citados para encontrar artículos relacionados y los artículos que han citado estos trabajos. Es decir, una vez que has localizado algún artículo cercano a tu tema de estudio localiza las referencias de obras y estudios precedentes que han utilizado los autores para revisarlas.

Créditos imagen: Proxyclick Visitor Management System on Unsplash

La Ley Digital de nuevo entre nosotros

La Ley Digital de nuevo entre nosotros

Además de Vlex Global y Aranzadi Instituciones, la Biblioteca cuenta de nuevo con el prestigioso portal jurídico La Ley Digital de Wolters Kluwer. Son ya tres los recursos (casi imprescindibles en el mundo jurídico) que la Biblioteca ofrece a la comunidad universitaria de la UNED. Solamente te tienes que autenticar en Campus Uned y dirigirte a la página de la Biblioteca, entra en Bases de Datos.

Se trata de un recurso muy completo. Sus contenidos según la propia base de datos son:
– Un fondo jurisprudencial de más de seis millones de resoluciones, con la mejor calidad de análisis premiada por la Academia de Jurisprudencia y Legislación, de actualización diaria.
– Más de 200.000 Resoluciones de Tribunales económico-administrativos, tribunales administrativos, Haciendas Forales, DGRN, DG Tributos, DG Trabajo, ICAC y una gran selección de órganos consultivos.
– Más de 450.000 normas disponibles en legislación, que incluye legislación general, ordenanzas y subvenciones, además de los convenios colectivos en pestaña aparte con más de 40.000 normas. Todas ellas legislación consolidada, anotada y concordada de todos los ámbitos.
– Todos los artículos a texto completo publicados en las revistas especializadas de la editorial y las más prestigiosas del sector en todas las áreas del derecho (artículos de opinión, de actualidad, comentarios jurisprudenciales y legales, etc.) además de una cuidada selección de más de 390 libros a texto completo.
– Una completa colección de más de 12.000 modelos de escritos procesales, contratos y actos administrativos, referidos a todas las disciplinas y constantemente actualizados por expertos en cada materia.
– Contenidos en diferentes formatos: textos, audios y vídeos.

Para sacarle el máximo partido al recurso conviene que te registres de forma gratuita en la propia base de datos. Dispondrás de un Área personal donde puedes guardar tus búsquedas, gestionar y crear alertas, guardar tus documentos favoritos… También desde Mi cuenta podrás acceder a productos muy útiles tales como calculadoras o Jurimetría, una herramienta analítica jurisprudencial basada en el análisis cognitivo de millones de decisiones judiciales que te permitirá definir la estrategia procesal más idónea para el éxito del caso en el que estés trabajando.

Además la base de datos incluye una ayuda contextual que te orientará para su consulta. Y si quieres profundizar más en el recurso para un mayor aprovechamiento, te ofrecen cursos de formación gratuitos durante todo el año. Solamente te tienes que inscribir.

Imagen: Danielle Macinnes

Aranzadi Instituciones: información jurídica a tu alcance

Aranzadi Instituciones: información jurídica a tu alcance

Aranzadi Instituciones es otra de las bases de datos jurídicas que tiene la Biblioteca suscritas, y que pone a disposición de toda la comunidad universitaria. Como ya hemos dicho en otras ocasiones, conviene que accedas a ella a través de la página de la Biblioteca, autenticándote previamente en Acceso al Campus. Dentro de bases de datos, buscas Aranzadi Instituciones (bien en el alfabético o por materias) y una vez que estés en la ficha de la base de datos, elige el acceso desde IPs Uned o el acceso externo. Pero antes de clicar en el tipo de acceso, fíjate en la nota que hemos incluido, porque Aranzadi es una de las pocas bases de datos en la que te tienes que autenticar doblemente.

Ya dentro de la base de datos, en la parte superior derecha de la pantalla, verás un espacio donde te piden un usuario y una contraseña que los encontrarás en la ficha de la base de datos.

Dentro observarás un menú desde el que puedes hacer una consulta en legislación, jurisprudencia, proyectos de ley, ayudas y subvenciones, formularios, diccionario… Resulta muy útil el apartado de bibliografía, ya que encontrarás una gran cantidad de artículos a texto completo de revistas de la Editorial Aranzadi relacionados con la búsqueda que hayas lanzado.

Tus resultados los puedes guardar en carpetas de la propia base de datos, en tu ordenador, imprimir o enviar por correo electrónico. No los puedes exportar directamente a un gestor bibliográfico, pero sí de forma indirecta (es decir, guardas documento en tu escritorio y desde el gestor lo importas). También te puedes crear alertas para recibir noticias de los nuevos documentos que ingresan en la base de datos y que sean de tu interés.

Recuerda que para salir de la base de datos tienes que clicar en el botón Salir situado en la parte superior derecha, así se cerrará correctamente la sesión.

La base de datos dispone de una ayuda contextual de gran utilidad.

También puedes consultar nuestras videoclases para buscar legislación y jurisprudencia en esta base de datos.

Y si quieres contactar con nosotros, te atendemos en referencia@adm.uned.es



VLex Global: un portal jurídico con muchas posibilidades

VLex Global: un portal jurídico con muchas posibilidades

La Biblioteca tiene suscritas una gran cantidad de bases de datos de investigación científica. Entre todas ellas, cuenta con dos especialmente relevantes en el ámbito jurídico: Vlex Global y Aranzadi Instituciones. Hoy vamos a centrarnos en Vlex Global.

No está de más recordar que para consultar cualquier base de datos suscrita por nuestra institución es necesario autenticarse con las claves de usuario en el portal Campus Uned e ir a la página de Biblioteca. Desde allí debes entrar en bases de datos y buscar la que te interese (bien en el listado alfabético, por Vlex, bien en el de materias, en este caso, Derecho). Vas a encontrar una ficha que te da información del recurso y te muestra los tipos de acceso, dependiendo de si estás o no en un ordenador con dirección IP Uned. Si estás en un ordenador ajeno a la Uned, entra en la url de acceso externo (previamente te has tenido que autenticar, si no lo has hecho te llevará a la página de Campus Uned para que lo hagas).

Una práctica muy extendida entre nuestros usuarios es buscar las bases de datos directamente en Google e introducir, cuando piden claves, las de Uned. De nada sirve, puesto que al ser productos de suscripción, el portal no nos va a reconocer como usuario de la institución si no entramos a través de ella. (Hay otras bases de datos, no es el caso de las de Derecho, a las que se puede acceder desde Google a través del acceso institucional, pero este asunto lo trataremos en otro post más adelante.

Continuamos con Vlex Global: una vez que ya has entrado en la base de datos, selecciona previamente el ámbito en el que quieras trabajar: español o internacional. Resulta muy conveniente crearse una cuenta personal
(Acceder a mi espacio personal, lo llama la base de datos) con tu correo institucional de la Universidad, porque tendrás servicios añadidos muy útiles.

Algunas de las ventajas que te ofrece Vlex si te creas la cuenta personal son: poder exportar los resultados a un archivo Ris o al gestor de referencias bibliográficas Refworks, eso sí, de uno en uno; guardar las referencias bibliográficas en favoritos para acceder a ellas de forma más rápida ; guardarlas también en carpetas; crear alertas para recibir nuevos documentos que ingresen en la bases de datos sobre temas de tu interés; obtener la traducción de sentencias o leyes que están en otros idiomas; conservar un historial de búsquedas realizadas; personalizar el muro de actualidad con los temas de tu interés; escribir notas en los documentos con los que trabajas…

Algo muy desconocido por nuestros usuarios es que la base de datos, además de legislación, jurisprudencia, contratos y formularios contiene el texto completo de artículos de revistas y libros electrónicos de editoriales tan prestigiosas como Bosch, Marcial Pons, Dykinson, etc. En el índice puedes echar un vistazo a todo el contenido, filtrando los resultados en la columna de la izquierda.

Recuerda que al igual que otras bases de datos, Vlex te ofrece manuales de ayuda. Y si sigues teniendo dudas para sacarle el máximo rendimiento a este recurso, puedes contactar con nosotros en referencia@adm.uned.es

Principales funcionalidades de la base de datos Scopus

Principales funcionalidades de la base de datos Scopus

La Biblioteca de la UNED ha suscrito la base de datos Scopus, propiedad de Elsevier. Scopus es una de las bases de datos de información académica más importante a nivel mundial. Desde su lanzamiento  en 2004, Scopus apostó por una estrategia diferenciadora respecto a su competidora más directa, la Web of Science de Clarivate Analytics. Esta estrategia ha consistido en ofrecer una amplia cobertura de publicaciones de Ciencias Sociales y Humanidades de todo el mundo, incluyendo en su acervo miles de revistas, libros y congresos no indexados por su competidor (Fuente: Scopus Content Coverage Guide, 2017).

En la actualidad, Scopus indexa el contenido de más de 5.000 editoriales que son responsables de la publicación de más de 22.000 revistas y 150.000 libros (Fuente: Scopus content at a glance, consultado en marzo de 2019).

Scopus es, por tanto, una enorme base de datos multidisciplinar que ofrece una interfaz amigable para la localización de información bibliográfica. La consulta en Scopus permite a los investigadores:

  • Conocer qué se ha publicado sobre una temática determinada
  • Realizar un seguimiento de la investigación de una institución, de un país o de un área de conocimiento,
  • Establecer alertas de publicaciones sobre temas de interés, etc., y
  • Consultar perfiles de autor con las métricas obtenidas por las publicaciones indexadas en esta base de datos. Los perfiles de autor en Scopus incluyen el identificador ORCID y, además, ofrecen métricas como el índice h, citas totales, número de coautores, etc.

Asimismo, Scopus ofrece una serie de herramientas para comparar distintas revistas, con métricas que pueden ayudar a la elección de la más apropiada para publicar los resultados de la actividad investigadora. Entre estas métricas se encuentran CiteScore, Scimago Journal Rank y Source Normalize Impact per Paper. También proporciona métricas alternativas, muy útiles a nivel de artículo, que son facilitadas por Plum Analytics y permiten cconocer el uso (clicks, descargas, visitas…), la captura (marcadores, favoritos…), las menciones (en blogs, comentarios, reseñas, enlaces de Wikipedia), las interacciones en redes sociales (me gusta, tweets y shares) y, también las citas (incluyendo citas clínicas, de patentes, etc.) de los documentos que integran su ingente base de datos.

Desde la Biblioteca de la UNED invitamos a la comunidad universitaria a utilizar esta fuente de información, que resulta de gran utilidad para localizar información bibliográfica y a la hora de abordar la realización de revisiones bibliográficas.