Nuevo Scimago Journal & Country Rank

Nuevo Scimago Journal & Country Rank

El pasado mes de junio Scimago Journal & Country Rank publicaba su nueva interfaz, coincidiendo con la publicación de sus datos para 2015.

Scimago Journal & Country Rank es un portal de acceso gratuito  que incluye indicadores sobre publicaciones científicas (en su mayoría revistas) y países, a partir de los datos contenidos en la base de datos Scopus de Elsevier. Esta plataforma está desarrollada por el SCImago Research Group, un grupo de investigación formado por el  Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y las universidades de Granada, Extremadura, Carlos III de Madrid y Alcalá de Henares.

Al igual que el Journal Citation Reports (JCR), Scimago ofrece un índice de calidad relativo de las publicaciones denominado SJR (Scimago Journal Rank). Está elaborado a partir del número de citas recibidas en los 3 últimos años, a diferencia de JCR que analiza dos años. Además, SJR concede mayor peso a las revistas consideradas de alto prestigio (alta citación y baja autocita) y para ello utiliza el algoritmo de  Google PageRank. Asimismo, otro indicador que nos aporta otro indicador, que es el índice H.

En Scimago Journal & Country Rank podemos buscar:

  • Revista: nos ofrece indicadores, categorías que la incluyen y el cuartil que ocupa en cada una, diversos gráficos, si es Open Access, así como la posibilidad de embeber esa información en la web de la revista.
  • Journal Rankings: muestra la clasificación de las revistas, según áreas temáticas, disciplinas, por tipo de documento. Hay que recordar que, aunque predominan, no solo se incluyen revistas.
  • Country Rankings: clasificación por países, con posibilidad de acotar también por áreas temáticas, categorías, así como por grandes regiones geográficas.

Por otro lado, en Viz Tools,  se nos ofrecen una serie de tablas y gráficos comparativos:

  • Shape of Science: muestra una imagen de la conexión entre las diferentes áreas temáticas por la posición de las revistas, desde donde también se pueden consultar los perfiles individuales de las publicaciones.
  • Subject Bubble Chart: permite crear mapas gráficos de burbujas, según determinados parámetros (índice H, citas por documento…).
  • World Report: información útil para el análisis del mundo y cada una de las ocho grandes regiones geográficas, según distintos indicadores. Muestra tablas y gráficos de tendencias (1996-2015), para todas o cada una de las  principales áreas temáticas y para la totalidad o una de las regiones.

Como novedades de la nueva interfaz de Scimago Journal & Country Rank, podríamos destacar que ahora la información de cada publicación aparece más clara: el indicador SJR aparece más visible, así como los cuartiles en los que se sitúa. Sin embargo, para consultar la posición que ocupa en la categoría, seguimos teniendo que acceder a esta y una vez dentro, buscar la revista que nos interesa, algo que dificulta la tarea. Por otro lado encontramos los nuevos Viz Tools que, como hemos visto, nos aportan herramientas comparativas muy útiles para darnos una visión del panorama mundial o regional, según disciplinas, de la publicación científica.

En definitiva, es siempre buena noticia que una herramienta como Scimago se renueve y aumente su información, dado que Scopus en uno de los recursos mejor valorados en los procesos de acreditación y evaluación de la actividad investigadora. La Biblioteca de la UNED ha elaborado este videotutorial de Búsquedas en SCImago Journal & Country Rank (SJR), con el fin de facilitaros su consulta.

 

SCImago (2015). SJR — SCImago Journal & Country Rank. Recuperado de: http://www.scimagojr.com 

Créditos imagen: Metric, por Christina Welsh, licencia CC BY-ND 2.0

Actividad Investigadora en la Universidad Española: IUNE 2016

Actividad Investigadora en la Universidad Española: IUNE 2016

Con el fin de mostrar el panorama general de la universidad española, el Observatorio IUNE viene publicando anualmente los datos sobre su actividad en investigación, tanto de las universidades públicas, como de las privadas. Este observatorio está integrado por un grupo de investigadores pertenecientes a las universidades que forman la «Alianza 4U»; es decir, la Universidad Carlos III de Madrid, Universidad Autónoma de Madrid, Universidad Autónoma de Barcelona y Universidad Pompeu Fabra.

Entre sus objetivos está aportar información actualizada y fiable de distintos aspectos de la actividad investigadora de las universidades españolas, a partir de fuentes de información oficiales; así como facilitar la elaboración de perfiles de universidades según su actividad investigadora.

Para ello, la información está organizada de la siguiente manera:

  • Profesorado: este apartado refleja la cantidad de profesores que hay en cada universidad, dependiendo de si son públicas o privadas.
  • Reconocimiento: en este caso recoge tanto los premios nacionales, como los sexenios obtenidos por los profesores.
  • Actividad científica: aquí se refleja la productividad (por universidad y por profesor), la colaboración (coautoría, colaboración nacional e internacional), impacto en la investigación (citas por universidad, por profesor, documentos no citados) y visibilidad (publicaciones en el primer cuartil y top 3 de publicaciones de universidades). La información se ha obtenido de la Web of Science y en la mayoría de estos apartados se pueden ver por universidades públicas y privadas, y por área temática.
  • Innovación: las patentes, contratos de I+D, licencias…
  • Competitividad: proyectos del Plan Nacional y del Programa Marco de la UE.
  • Capacidad formativa: becas FPI, FPU, contratos Juan de la Cierva y Ramón y Cajal; y tesis defendidas.

Además la mayoría de esta información es posible descargársela en tablas.

En cuanto a la UNED, en el apartado de producción científica ocupa el puesto 14 y 15, en  Ciencias Sociales y Arte y Humanidades, respectivamente; y la posición 19 en el apartado de citas recibidas en el área de Ciencias Sociales. Asímismo, en relación a las tesis doctorales, está en 19º lugar, y, más concretamente, en el 14º en tesis dirigidas por 100 profesores.

Entre las conclusiones del Informe IUNE 2016, se pueden desatacar que aunque el sistema científico español ha sufrido una importante pérdida de recursos en los últimos diez años, la productividad científica ha crecido de forma notable; las Ciencias Experimentales, como en ediciones anteriores, siguen siendo el área temática que más crece. También ha mejorado la visibilidad de los investigadores españoles, dado que crecieron de forma importante las publicaciones en el primer cuartil. Otro elemento destacable es que la colaboración entre autores ha crecido considerablemente y entre instituciones ha aumentado en el ámbito internacional, en detrimento del nacional.

Créditos imagen: Earth and Sky observatory, near lake Tekapo, por Mark Groves.

Sobre las revistas depredadoras

Sobre las revistas depredadoras

En el ámbito académico, difundir y publicar los resultados de la investigación es una de sus principales finalidades. Actualmente, la vía más habitual es a través de artículos publicados en revistas científicas. No obstante, no vale cualquier revista, se han de tener en cuenta importantes factores, como son la calidad o impacto de estas publicaciones, su tasa de rechazo, el tiempo que tardan en publicar…

A todo esto hay que añadir el uso  de Internet y, sobre todo, la implantación del movimiento Acceso Abierto, conocido internacionalmente como Open Access,  como importante medio de difusión científica. Esta modalidad facilita la publicación; además, conlleva menos costes que la edición tradicional. Sin embargo, en ocasiones implica que los autores deban hacer frente al pago de tasas por publicar, algo que no ocurre con las revistas de pago, pues es el lector o la biblioteca el que corre con los gastos de suscripción.

Revistas depredadoras

En este contexto, han surgido una serie de publicaciones que vienen a complicar la situación. Se trata de las llamadas revistas depredadoras. Según Jeffrey Beall , bibliotecario y profesor en la Universidad de Colorado, «Estos editores son depredadores porque su objetivo no es promover, preservar y difundir el conocimiento; al contrario, su objetivo es explotar el «pago por el autor», un modelo de acceso abierto, en beneficio propio». Es decir: el fraude no está en que cobren a los autores (fórmula aceptada para publicar en abierto, como ya hemos visto), sino en que no realizan evaluación científica; publican todo, lo bueno y lo menos bueno, ya que su única finalidad es recaudar dinero.

Entre las características de este tipo de publicaciones podríamos citar las siguientes:

  • dudoso proceso editorial y sin revisión por pares
  • tiempos de publicación muy cortos
  • gran cantidad de artículos anuales
  • pago de tasas por parte del autor
  • a menudo usan títulos con términos parecidos a los de revistas prestigiosas

 

Por un lado, la principal consecuencia de la aparición y rápido crecimiento de este tipo de publicaciones es que desprestigian la publicación en Acceso Abierto, dado que se tiende a pensar que todo lo difundido por esta vía no es de calidad, y nada más lejos de la realidad. Asimismo, genera en los investigadores cierta inseguridad a la hora de elegir dónde enviar sus artículos.

Por otro lado, a raíz de todo esto, también han surgido estudios que las analizan y ayudan a detectarlas. El más conocido, quizá, sea la lista creada por Beall, del que ya hemos hablado, List of publishers. En otro estudio, Predatory open access: a longitudinal study of article volumes and market characteristics, sus autores realizan un estudio pormenorizado de este tipo de editores. Además, en la última versión de la Clasificación Integrada de Revistas Científicas, más conocida como CIRC 2.0, han volcado el contenido del listado de Beall, de manera que al buscar una revista nos aparece si forma parte del mismo y se trata de una de esas publicaciones.

En resumen: antes de enviar nuestro artículo a una publicación, debemos verificar si se trata de una revista depredadora, consultando los diversos recursos que recogen información al respecto.

Referencias:

BEALL, J. “Predatory” Open-Access Scholarly Publishers. The Charleston Advisor, 2010, vol. 11, n. 4, pp. 10-17. [disponible en http://eprints.rclis.org/14576/]

SHEN, C. y BJÖRK, B. C. Predatory open access: a longitudinal study of article volumes and market characteristics. BMC Medicine. 2015, vol. 13, nº 1, pp. 230-245. DOI: 10.1186/s12916-015-0469-2

 

Créditos imagen: goofy golf dinosaur, por Albrecht Bongartz, licencia CC-BY-NC-ND 2.0

¿Cómo puede la Biblioteca UNED ayudar a un doctorando que va a leer su tesis?

¿Cómo puede la Biblioteca UNED ayudar a un doctorando que va a leer su tesis?

La tesis doctoral consiste en un trabajo original de investigación, elaborado por el alumnado, bajo la dirección de su director/a, sobre un tema relacionado con el ámbito de estudios al que pertenezca el Programa de Doctorado en que esté inscrito. La Tesis debe capacitar al doctorando o la doctoranda para el trabajo autónomo en el ámbito de la I+D+i.

En la UNED, los Programas de Doctorado se rigen por el Real Decreto 99/2011, de 28 de enero, en el que se regulan las enseñanzas oficiales de doctorado, por el Reglamento Regulador de los Estudios de Doctorado y de las Escuelas de Doctorado (BICI del 7 de noviembre de 2011) y por el Reglamento de régimen interior de la Escuela Internacional de Doctorado-EIDUNED (BICI del 7 de octubre de 2015).

Uno de los requisitos para la autorización de defensa pública de la tesis doctoral es la elaboración previa por el doctorando/a de una publicación científica, relacionada con el tema de investigación de su tesis (pudiéndose acreditar también la aceptación de los editores si todavía no está publicada) o una patente en explotación .                                                                                      

Requisitos previos a la lectura de la tesis.

Para documentar dicho requisito, el doctorando/a puede aportar tanto, un libro, capítulo de libro o un artículo de investigación, como una patente. En el caso de libros, capítulos de libro o artículos, deben haberse publicado dentro de los plazos establecidos por la Escuela Internacional de Doctorado o acreditar que se encuentran aceptados para su publicación. Cuando se trata de una patente, ha de acreditarse que esta se encuentra en explotación.

Si lo que se  aporta es un artículo, debe acreditarse el impacto o situación de la revista donde está publicado, consultando las diferentes herramientas que ofrecen dicha información (JCR, Scimago, ERIH, etc.). Para ello, se aportará un pantallazo del sitio de dónde se han obtenido los datos. También hay que asignar a dicha revista el grupo al que pertenece según el Baremo de Investigación de la UNED. Cuando se trate de libros o capítulos, será la calidad o prestigio de la editorial lo que debes acreditar consultando el ranking SPI-Scholarly Publishers Indicators  (http://ilia.cchs.csic.es/SPI/ ).

Es requisito imprescindible para que la aportación pueda ser admitida por la Escuela Internacional de Doctorado que en la misma figure la filiación del autor como doctorando de la UNED.

Junto al sistema anterior, la UNED permite la obtención del grado de doctor o doctora mediante la elaboración y presentación de una tesis por compendio de publicaciones, es decir, de un conjunto de trabajos publicados o aceptados en revistas especializadas y de prestigio, siempre que sean resultado de la actividad investigadora desarrollada por el doctorando/a y vinculada al periodo de tutela académica en la Escuela Internacional de Doctorado-EIDUNED. La formalización de estas tesis por compendio de publicaciones debe hacerse de conformidad con las normas establecidas por la UNED a través de la Escuela Internacional de Doctorado.

No obstante, como las normas y procedimientos pueden ser modificados, se recomienda la consulta de la web de la Escuela Internacional de Doctorado-EIDUNED para disponer de información actualizada.

Si necesitáis más información sobre estos aspectos, la Biblioteca de la UNED ofrece ayuda y formación para poder documentar estos requisitos, en las siguientes direcciones de correo:

Por otro lado, la Guía de herramientas para la evaluación de la actividad investigadora recopila y explica los recursos donde se puede encontrar los datos que es necesario aportar antes de depositar la tesis.