10 consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto

10 consejos para difundir tu investigación y conseguir más impacto

Investigador, tu trabajo no acaba cuando ves publicado, por fin, tu artículo. La producción de la investigación científica es de tal envergadura (según datos de Thompson-Reuters se publican anualmente más de 2 millones de artículos científicos), que además, tienes que promocionarlo. Ante esta realidad de sobreabundancia informativa los investigadores tienen que luchar por hacerse visibles. Para ello, entre otras acciones, hay que conocer y darse a conocer en las redes sociales, que juegan en estos momentos un papel muy importante en la visibilidad de un artículo, multiplicando exponencialmente las posibilidades de que sea conocido, y por lo tanto, citado.

Sigue estos 10 pasos y conseguirás, una vez que tu artículo ha sido publicado, maximizar su impacto.

  1. Envía copias de tu artículo a colegas, a los otros autores que citas y a cualquier otra persona que pueda estar interesada. Puedes entrar en contacto con científicos de tu área de interés a través de redes de investigación o bases de datos.
  2. Acude a Congresos, Jornadas o eventos en los que pueda encajar tu trabajo. Entérate con antelación de la celebración de los mismos suscribiéndote en DISEVEN: Distribución de Eventos de caracter académico-científico, un servicio que distribuye información de eventos de interés académico-científico.
  3. Pon en abierto tu investigación, ya sea en una web personal, en el repositorio de tu institución (e-spacio es el de la Uned) o en un repositorio temático. Eso sí, antes de nada, infórmate de cuáles son las políticas de autoarchivo de la revista o editorial en la que has publicado tu artículo. Existen varias bases de datos donde podrás verificar esto, como SHERPA-ROMEO y DULCINEA.
  4. Crea o participa en un blog científico. Los blogs científicos se agrupan en comunidades o redes de blogs, publican avances en investigaciones y reciben comentarios de personas que trabajan en los mismos campos. Son muy útiles para dar a conocer una publicación. Si tu campo de interés se encuadra dentro de las Ciencias Sociales y Humanidades puedes recurrir a Hypotheses, una plataforma de blogs académicos desarrollados en Worpress.
  5. Promueve tu trabajo a través de las redes sociales. Usa todas, desde las generalistas Facebook o Twitter hasta la red profesional LinkedIn. LinkedIn te permite, además de participar en grupos de discusión relativos al tema de tu investigación, incrementar tu red de contactos.
  6. Pero sobre todo crea un perfil y difunde tu trabajo en las redes sociales académicas más importantes: ResearchGate, Academia-edu y Mendeley Web.
  7. Imprescindible: crea una cuenta en Google Académico. En esta videoclase te enseñamos el procedimiento de creación de perfil y las diferentes funcionalidades que te ofrece.
  8. Difunde tu presentación en Slideshare. Esta herramienta colaborativa permite subir presentaciones en multitud de formatos como power-point, Word, pdf, etc. Prezi es otra herramienta muy vistosa para compartir presentaciones en línea.
  9. Utiliza palabras clave, cuanto más específicas mejor, cada vez que publicas un artículo a través de una editorial tradicional, difundes una presentación en Slideshare o creas una entrada en un blog. De esta manera optimizarás los motores de búsqueda en internet. Es conveniente que estas palabras aparezcan en el título o subtítulos y en el resumen.
  10. Ponte en contacto con la oficina de prensa de tu institución para pedirles que tu trabajo sea publicitado. En el caso de la Uned cuando publiquemos una investigación de interés social resulta muy recomendable contactar con el gabinete de prensa de la UNED, y también con divulgaUNED. También podemos recurrir a la Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i) de la FECYT (Agencia SINC), con el objetivo de redactar una nota de prensa que aparezca publicada en medios de comunicación generalistas.

En definitiva, si quieres que tu artículo sea conocido, construye tu identidad digital y comparte tu trabajo por cuantos más medios y formatos mejor.  El orden lógico sería, una vez publicado un artículo, poner el resultado de la investigación en acceso abierto, crear una entrada en un blog sobre el mismo y difundirla a través de redes sociales (generalistas y científicas).

Créditos imagen: Alto a la Violencia, por Rosaura Ochoa, licencia CC BY 2.0